Internacional
Rousseff garantiza que zika no compromete la realización de Juegos Olímpicos
Internacional

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, garantizó hoy la realización de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, a pesar de la epidemia causada por el virus del Zika, que mantiene en alerta la participación de las delegaciones deportivas extranjeras que han expresado su preocupación.

“Tenemos consciencia de una cosa: Tendremos Juegos Olímpicos y estamos en este proceso con una acción dirigida a eso”, declaró Rousseff a periodistas después de visitar una comunidad de Río de Janeiro para lanzar una campaña de acciones preventivas y ser preguntada sobre una eventual cancelación de las justas deportivas.

En su respuesta, Rousseff señaló que “El zika no compromete la realización de los Juegos. El virus provoca daños graves en mujeres que están en gestación y algunas ciudades tendrán prioridad como Río de Janeiro”, que albergará en agosto el mayor evento del deporte mundial.

En la rueda de prensa, la jefa de Estado pidió más acciones de combate a la proliferación del mosquito Aedes aegypti, transmisor de enfermedades como el dengue, la fiebre chikunguña y el zika, esta última asociada por científicos brasileños al aumento de casos de bebés con microcefalia.

“Estamos en asociación con la Universidad de Texas y tenemos una acción conjunta con el Gobierno de Estados Unidos en el sentido de garantizar que esa investigación resulte lo más rápido posible en una vacuna”, subrayó la presidenta.

Rousseff, que acompañada por el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes; autoridades locales y agentes de vigilancia de salud visitó residencias en el barrio de Santa Cruz, en la zona oeste de la ciudad, instó a la población para tomar medidas de prevención en el combate al mosquito antes de que se consiga la vacuna.

“No es fácil y sabemos que va a tomar cierto período de tiempo. No es posible que esperemos (la vacuna). ¿Entonces qué tenemos que hacer? Tenemos que combatir al mosquito porque él es el transmisor del virus. Es el vector. Y por eso tenemos que impedir que el mosquito procree y nazca. Ante todo eso”, resaltó Rousseff.

La mandataria entró a tres residencias de la comunidad de Zeppelin, en el mismo barrio de Santa Cruz y contigua a una base de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), donde se entrevistó con varios líderes comunitarios.

Algunos de los habitantes del sector relataron a Efe que para preparar la visita de la presidenta se realizaron acciones de limpieza durante la semana en el barrio, pero que todavía existen caños descubiertos que pueden servir como foco de procreación del mosquito.

La visita de Rousseff a Río de Janeiro forma parte del Día Nacional de Movilización contra el Aedes aegypti, en la que participan bajo el lema “Zika zero” más de 200.000 miembros de las Fuerzas Armadas que visitan unas tres millones de residencias en 350 ciudades, con 28 de los 31 ministros desplazados por todo el país. EFE