Internacional
Sale en libertad el agresor más joven de la violación que conmocionó la India
Internacional

El violador más joven de los seis que abusaron de Jyoti Singh hace tres años, una violación que conmocionó a la India y cambió su legislación, salió hoy en libertad entre fuertes protestas, debido a que era menor cuando cometió el delito.

“Todos sabíamos que (el violador más joven) sería liberado, ¿por qué no se tomaron los pasos necesarios durante estos tres años para evitarlo?”, preguntó la madre de Jyoti, Asha Devi, momentos antes de que se conociera la liberación del agresor, a primera hora de la tarde local, según recogen los medios indios.

Los padres de la joven violada en grupo el 16 de diciembre de 2012, y que fallecería semanas después por las heridas, protestaron hoy acompañados de numerosos simpatizantes frente al emblemático monumento de la Puerta de la India, situado en el centro de Nueva Delhi, a pesar de la oposición de la Policía.

El joven estará ahora durante unos meses bajo la supervisión de una ONG, de acuerdo con el relato de las autoridades indias, que evitaron aportar más detalles.

Hasta el último momento, representantes de los departamentos de apoyo a la Mujer tanto regionales como nacionales, así como diferentes activistas, han tratado de suspender la liberación del joven, ratificada el viernes por el Tribunal Superior de Delhi.

La directora de la Comisión de la Mujer de Delhi (DCW, en sus siglas en inglés), Swati Maliwal, acudió esta madrugada al Tribunal Supremo para intentar que la máxima instancia judicial india paralizara la salida del correccional del joven, que tiene 20 años.

Sin embargo, aunque el tribunal aceptó una audiencia del caso, la sesión no tendrá lugar hasta mañana, con el joven ya en libertad después de pasar los últimos tres años en un centro de menores como estipula la ley.

El 16 de diciembre de 2012, tras acudir al cine con un amigo, Jyoti Singh subió a un autobús, donde fue violada y brutalmente golpeada por el conductor y otros cinco hombres.

De los cinco agresores adultos, uno supuestamente se suicidó en la cárcel y los otros cuatro fueron condenados a muerte, mientras que el único menor fue sentenciado por un tribunal juvenil a tres años de internamiento.

La violación de hace tres años generó en la India un debate sin precedentes sobre la situación de la mujer en el país y provocó que las autoridades endureciesen las penas contra los violadores y las políticas de protección a la mujer se convirtieran en habituales en los programas oficiales de los partidos indios. EFE