Internacional
Santos aspira a firmar acuerdos de paz con las FARC en diciembre
Internacional

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que espera firmar antes de Navidad la paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con la que su Gobierno negocia en La Habana desde hace 16 meses.

“Aunque no soy amigo de las fechas, tampoco estoy dando un ultimátum, pero espero que este año 2014 logremos pasar navidades con un proceso de paz firmado”, dijo Santos, quien aspira a la reelección en los comicios del próximo 25 de mayo, en una charla virtual con jóvenes de Latinoamérica y Estados Unidos, según informó su equipo de campaña, resaltó Efe.

El mandatario habló con los jóvenes por medio de los portales ConfidencialColombia.com y Terra, y aseguró que sin el conflicto armado “todos vamos a estar mejor”.

Los diálogos con las FARC comenzaron en noviembre de 2012 y desde entonces las partes han alcanzado acuerdos en los temas de tierras y participación política, y actualmente avanzan en el de drogas ilícitos y quedan otros dos puntos pendientes en la agenda, más un sexto sobre la aplicación de lo pactado.

Según el presidente-candidato, si Colombia logra que las FARC “se conviertan en aliados del Gobierno” para erradicar los cultivos de coca y acabar con la cadena del narcotráfico eso tendría un efecto muy grande “no solo en Colombia sino en todos los países que hoy están siendo víctimas” de ese flagelo.

Para Santos, con un paz firmada, se mejoraría la gobernabilidad en la región, se podrían cambiar los cultivos ilícitos por los lícitos y los recursos que se dedican a la guerra irían a la educación, la salud y en general a la política social. “Si somos exitosos y logramos la paz, eso va a traer un efecto muy importante en toda la región y el mundo entero”, añadió.

Iván Márquez, jefe negociador de las FARC junto a Jesús Santrich dieron hace pocas horas inicio a la ronda 21 de conversaciones de paz con el gobierno de Colombia en La Habana, Cuba. Miembros de la guerrilla han lamentado el impacto negativo de la decisión del presidente Santos al ratificar la salida del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.