Internacional
Santos: “Hoy es el último suspiro del conflicto armado”
Internacional

Al acto de retirada de los últimos contenedores con armas y explosivos de las FARC asistió el presidente colombiano, el jefe del equipo negociador del grupo guerrillero, Luciano Marín, y el jefe de la misión de la ONU.

La ONU retiró este martes (15.08.2017) los dos últimos contenedores con armas y explosivos de los campamentos donde están concentrados los miembros de las FARC, durante una ceremonia llevada a cabo en el caribeño departamento de La Guajira.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que hoy es el “último suspiro” del conflicto armado que durante más de cinco décadas sufrió el país, al presenciar la salida del último contenedor de armas de las FARC. “Hoy efectivamente es el último suspiro de ese conflicto, con esta dejación de armas. Con los últimos contenedores, el conflicto realmente termina y comienza una fase nueva en la vida de nuestra nación”, resaltó Santos.

 

El gobernante encabezó junto al jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, y delegados de las FARC un acto en la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de Pondores, en el municipio Fonseca, para confirmar que las últimas armas del grupo salieron a un almacén central.

Mismas siglas, otro nombre

A partir de la entrega de las armas, las 26 ZVTN se convertirán en “Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación”, a los que tendrán acceso la Fuerza Pública y llegarán distintas entidades del Estado para poner en marcha, entre otros, programas de capacitación y cooperativismo.

Luego del acto simbólico, tomó la palabra el número dos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, quien explicó que, tras convertirse en movimiento político, mantendrán sus siglas, aunque renunciarán a su tradicional denominación de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

“Dentro de poco estaremos realizando el congreso fundacional del nuevo partido político que seguramente se llamará Fuerza Alternativa Revolucionara de Colombia. No queremos romper los vínculos con nuestro pasado, hemos sido y seguiremos siendo una fuerza revolucionaria”, explicó el líder guerrillero.

MS (efe/dpa)DW