Internacional
Según consultores medidas de Trump hacia Cuba no afecta negocios entre ambos países
Internacional

A pesar de las nuevas políticas hacia Cuba del presidente estadounidense Donald Trump; los negocios entre ambos países están en alza.

Estadísticas de The Havana Consulting Group (THCG) evidencian que tan solo en el primer semestre del 2017 se efectuaron 8.287 vuelos hacia la isla caribeña, lo que representa un 180 % más en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Lea más: Aumenta número de diplomáticos afectados por presuntos “ataques acústicos” en Cuba
Lea más: Gobierno de EE. UU. endurecerá controles a viajes disimulados de turismo a Cuba
“Esta cifra es 3.45 veces superior a la alcanzada en enero del 2014, año en el que comenzó el deshielo en las relaciones entre Washington y La Habana”, comentó el director de THCG, Emilio Morales.

Si bien algunas aerolíneas han suspendido o reducido los viajes a la isla, Morales opina que las principales continuarán “apostando al futuro”.

Asimismo, Morales explicó que “las compras de alimentos de Cuba en Estados Unidos han disminuido, pero se ha abierto un sector amplio a partir de las medidas de flexibilización del presidente Obama que han permitido que se incremente la cantidad de vuelos, las telecomunicaciones, el turismo y las remesas”.

“La magnitud del comercio entre ambas naciones no solo debe ser medida por la tradicional importación de productos alimenticios que el gobierno cubano ha utilizado en ocasiones para hacer lobby antiembargo”, señaló.

De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadística e Información, Cuba importó de Estados Unidos USD $261 millones en alimentos el pasado año.

Por su parte, el negocio de los viajes a la isla caribeña se estimó en USD $1,800 millones solo en el primer semestre del 2016.

“El deshielo no ha tenido impacto en el cubano de a pie, salvo algunos negocios privados de renta de habitaciones o restaurantes que vieron aumentar su clientela producto del incremento de turistas a la isla”. “El mayor impacto del deshielo es a nivel simbólico porque ya para el régimen es más difícil manejar el concepto de ‘enemigo’ con que ha justificado toda la represión interna”, opina por su parte Waldo Fernández, periodista cubano de 32 años, que trabaja desde La Habana para ‘Diario de Cuba’.

El pasado año, 613.937 personas viajaron desde el país norteamericano a Cuba, de ellos 329.000 cubanos y 284.937 estadounidenses.

“Otro aspecto importante han sido las remesas, que no son comercio propiamente dicho, pero es una entrada vital para la economía cubana” señala Morales.

Según reportes de THCG, las remesas desde EE. UU. en el 2016 llegaron a los USD $3.444 millones, lo que representa un 2,7 % más que en el 2015.

“Ese es un dinero limpio que Cuba recibe. Con el resto de su comercio necesita sacar costos de producción y repartir las ganancias con los inversionistas extranjeros, pero en este caso, los costos son nulos porque lo que cuesta en envío de las remesas se paga en los países desde donde se envían”, resalta el experto.

Fuentes: El Nuevo Herald; El Mundo.

Karina Martín/PanAmPost