Internacional
Serbia y Kosovo reanudan mañana negociación para la normalización de relación
Internacional

Los jefes de los Gobiernos de Serbia, Aleksander Vucic, y Kosovo, Isa Mustafa, reanudarán mañana martes en Bruselas las negociaciones para normalizar las relaciones entre Belgrado y Pristina, con la esperanza de avanzar en algunos asuntos concretos.

“Nuestras esperanzas son grandes”, declaró hoy Ljubomir Maric, uno de los negociadores serbios, encargado de coordinar el establecimiento de la asociación de municipios serbios en Kosovo, a la televisión pública RTS.

“Después de las consultas que celebramos la semana pasada con representantes del Gobierno de Kosovo, esperamos que se logre un acuerdo”, añadió.

Según la agencia serbia Tanjug, también expresaron un optimismo similar el ministro de Exteriores de Kosovo, Hasim Thaci, y la ministra kosovar para el diálogo entre Belgrado y Pristina, Edita Tahiri.

No obstante, las dos partes difieren respecto al grado de autonomía y competencias que la asociación serbia tendría respecto a Pristina.

Las conversaciones, en el marco de los esfuerzos para normalizar las relaciones entre Serbia y Kosovo que se llevan a cabo bajo los auspicios de la Unión Europea (UE), tratarán también otras cuestiones, como la aplicación de los acuerdos sobre energía, telecomunicaciones y la libertad de movimiento en el puente de la ciudad de Mitrovica, en el norte de Kosovo.

En el encuentro de las delegaciones lideradas por Vucic y Mustafa participará la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini.

La cita de mañana tiene lugar después de que fracasara la última ronda, el pasado 30 de junio en Bruselas, donde no se logró acuerdo en ninguno de los asuntos tratados.

Ambos países deben avanzar en la aplicación del acuerdo de normalización entre Serbia y Kosovo alcanzado en abril de 2013 como condición para el proceso de integración en la UE.

Serbia espera abrir oficialmente este año las negociaciones para el acceso comunitario y Kosovo quiere firmar un acuerdo de estabilización y asociación con la UE.

La antigua provincia serbia, poblada por una mayoría de ciudadanos de origen albanés, autoproclamó en 2008 su independencia, que Serbia no reconoce. EFE