Internacional
Solo el 30% de bombardeos rusos tienen como blanco al EI, según enviado EEUU
Internacional

El encargado especial de EEUU para la coalición internacional antiterrorista, Brett McGurk, aseguró hoy que solo el 30 % de los bombardeos rusos en Siria tienen como blanco al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En una rueda de prensa en Bagdad, donde se encuentra de visita, McGurk afirmó que el resto de ataques aéreos son efectuados contra “otros grupos armados”, entre los que hay rebeldes no extremistas.

Rusia inició una campaña de bombardeos en Siria a finales de septiembre pasado, al margen de las operaciones de la coalición encabezada por EEUU.

El emisario estadounidense también señaló que su país trabaja para resolver políticamente la actual crisis entre Irak y Turquía, que estalló hace unos días con la entrada de tropas turcas en territorio iraquí.

McGurk destacó que hay un diálogo entre ambas partes y subrayó que las conversaciones y la diplomacia son fundamentales para resolver la crisis.

Irak y Turquía rebajaron ayer en Nueva York el tono de su disputa y garantizaron que resolverán el asunto a través de las discusiones bilaterales que están manteniendo.

Por otro lado, McGurk apuntó que EEUU ayudará a las tropas iraquíes con la cobertura aérea de la coalición internacional en la lucha contra el EI.

Asimismo, dejó claro que “las operaciones de esa alianza militar se efectúan con la autorización del Gobierno iraquí y respetando la soberanía de Irak”.

En ese sentido, negó que se vayan a desplegar 10.000 soldados estadounidenses como propuso el senador de ese país John McCain.

El responsable estadounidense se reunió durante su visita a Bagdad con el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, quien recibió hoy también al comandante del Mando Central de EEUU, el general Lloyd Austin.

Según un comunicado de la Oficina de Al Abadi, durante la cita con Austin analizaron los últimos acontecimientos en Irak y la región y “las victorias logradas (por Irak) contra las bandas terroristas del EI”.

El EI declaró en junio de 2014 un califato en los territorios bajo su control en Irak y en Siria, donde ocupó vastas áreas y destacadas ciudades. EFE