Internacional
Sube a 23 el número de muertos en Guatemala y suspenden labores de búsqueda
Internacional

Al menos 23 muertos y más de 600 desaparecidos ha causado un deslizamiento de tierra registrado en un asentamiento en las afueras de la capital de Guatemala, afirmaron hoy a Efe las autoridades de socorro del país, quienes suspendieron la búsqueda por las condiciones de lluvia.

El desastre se registró sobre las 21:30 hora local (03:30 GMT) del jueves en El Cambray II, a unos 22 kilómetros de la capital.

Según informó el encargado del puesto de control de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en el lugar, Sergio Cabañas, son 23 los cadáveres localizados -uno sin identificar-, 26 las personas rescatadas, 63 las albergadas y entre 125 y 150 las viviendas afectadas.

Cabañas explicó a Efe que, en contra de lo previsto, las labores de búsqueda y recuperación de víctimas se han suspendido “por las condiciones de lluvia en el lugar”, que según el pronóstico generarán un aumento del río Pinula -aledaño al lugar- y, posiblemente, nuevos deslizamientos.

El área damnificada, de unos 169 metros lineales, sufrió este desastre por una “combinación de factores”, como la interacción del río Platanitos, la erosión de la zona o algunos drenajes “ilegales”, así como por no atender a las recomendaciones de la Conred, que desde el 2008 declaró la zona como “de riesgo” y aconsejaron trasladar a los habitantes.

De acuerdo a la institución, solo en el área metropolitana hay 232 asentamientos considerados “de riesgo”, al estar ubicados en laderas o barrancos, y se calcula que en ellos viven unas 300.000 personas.

Fuentes de la Conred han explicado a Efe que asentamientos como El Cambray II son producto de “invasiones” de terrenos por parte de familias que migran a las periferias de la ciudad y construyen sin tomar en cuenta parámetros de prevención de riesgos.

En la “zona cero” trabajaron este viernes un total de 616 personas y se usaron unos 43 vehículos.

Las labores de búsqueda, según Cabañas, se reanudarán mañana a las 6:00 hora local (12:00 GMT), “cuando haya los primeros rayos de luz”, apostilló.

La Policía Nacional Civil (PNC) y miembros del Ejército resguardarán el área afectada y Cabañas pidió a la población no acercarse al lugar por peligro.

Este deslizamiento es uno de los mayores desastres que registró Guatemala este año durante la época de lluvia que sufre el país desde el pasado mes de mayo, por lo que las autoridades declararon alerta naranja institucional y roja a nivel municipal. EFE