Internacional
Tras caer en encuestas, Trump renueva equipo de campaña
Internacional

Trump da así un giro a su campaña electoral con la incorporación de nuevos responsables, entre ellos, un directivo del portal de noticias conservador Breibart News
Stephen Bannon, un alto ejecutivo de Breitbart Noticias LLC, se convertirá en presidente ejecutivo de la campaña de Trump. La incorporación de Bannon, defensor del estilo populista de Trump y crítico con algunos líderes republicanos como el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, busca “reforzar la estrategia de tipo empresarial” del magnate, de acuerdo con un comunicado divulgado por la campaña. Por su parte, Kellyanne Conway, hasta ahora asesora y analista de encuestas de la candidatura de Trump y de su compañero de fórmula, el gobernador Mike Pence, será la jefa de campaña. Conway ha trabajado en las campañas de varios republicanos, entre ellos el senador Ted Cruz, el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y el propio Pence, gobernador de Indiana.

En cuanto a Paul Manafort, actual jefe de la campaña, permanecerá en el cargo, aunque las nuevas incorporaciones le restarán competencias y responsabilidad en el equipo de Trump, de acuerdo con informaciones hechas públicas este miércoles (17.08.2016) por medios estadounidenses. Manafort tomó las riendas de la campaña apenas dos meses después de que el magnate estadounidense ganara las primarias en el estado de Indiana y se convirtiera en el virtual candidato republicano a la Presidencia.

Los cambios llegan dos días después de que Manafort fuera acusado por The New York Times de recibir durante 6 años casi 13 millones de dólares procedentes de un partido prorruso en Ucrania. El mismo periódico aseguró que, entre las transacciones dudosas, había un acuerdo por 18 millones de dólares para vender activos de una televisión por cable a un consorcio montado por Manafort y el oligarca ruso Oleg Deripaska, aliado del presidente Vladimir Putin.

A menos de tres meses para las elecciones

Aunque Conway ha trabajado en varias primarias, nunca ha sido jefa de una campaña nacional y, según medios estadounidenses, es una persona muy apreciada por Ivanka Trump, una de las hijas del magnate. Por su parte, Bannon no tiene ninguna experiencia en campañas políticas pero tiene un perfil combativo en el terreno dialéctico similar al de Corey Lewandowski, el exdirector de campaña de Trump, que fue despedido el 20 de junio. La campaña adelantó, por otro lado, que a partir de este viernes emitirá sus primeros anuncios de televisión de cara a las elecciones generales en los estados de Florida, Ohio, Carolina del Norte y Pensilvania.

Con estos cambios en su equipo a menos de tres meses para las elecciones de noviembre, Trump pretende dar un impulso a su controvertida campaña y recuperarse de su bajada en las encuestas de intención de voto, donde su rival demócrata, Hillary Clinton, lleva ventaja a nivel nacional y en varios estados clave. La caída en los sondeos se ha producido a raíz de una serie de polémicas protagonizadas por el magnate, como su enfrentamiento con los padres musulmanes de un soldado fallecido en Irak o su afirmación de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, es el “fundador” del grupo yihadista Estado Islámico. No obstante, Trump se ha resistido a las presiones para que modere su retórica y sea políticamente correcto. “Sabes, yo soy quien soy (…) No quiero cambiar. Es decir, tienes que ser tú. Si comienzas a cambiar, no estás siendo honesto con la gente”, defendió el martes (16.08.2016) en una entrevista con una televisión local de Wisconsin.

MS (efe/dpa)/DW