Internacional
Trump retira a EE.UU. del acuerdo de París
Internacional

El presidente Donald Trump anunció el retiro inmediato de Estados Unidos del acuerdo sobre cambio climático de París alcanzado en 2015.

“Este es un acuerdo que pone en desventaja a EE.UU y beneficia exclusivamente a otros países,” dijo el Presidente en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

Trump dijo que espera renegociar el Acuerdo de París “bajo términos que sean beneficiosos para nuestros trabajadores”, o incluso llegar a un convenio distinto.

El pacto internacional, según Trump, beneficia a los demás países del mundo mientras que supone un retroceso económico para EE.UU, causando la pérdida de miles de empleos.

“Este acuerdo es menos sobre el clima y más sobre otros países ganando ventajas financieras a costa de EE.UU.”, afirmó.

Trump criticó el convenio, alegando que permite a países como India o China, que junto con EE.UU están entre los mayores emisores de gases del efecto invernadero, expandir su producción de carbón.

“A India se le permitirá duplicar su producción de carbón para el 2020,” dijo el presidente, “India puede hacerlo y nosotros no.”

El cumplimiento del acuerdo conllevaría la pérdida de miles de empleos en industrias pesadas en el país como la siderúrgica, la automovilística y del cemento, dijo el mandatario estadounidense.

“Transfiere el empleo fuera de EE.UU y lo desplaza a países extranjeros,” afirmó Trump, quien el miércoles por la noche había anunciado que daría a conocer a las 3 de la tarde del jueves su decisión.
Más temprano, el miércoles, durante una sesión de fotos con el visitante primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, Trump dijo que estaba escuchando de “mucha gente ambas posiciones” mientras consideraba sus opciones.

El portavoz presidencial Sean Spicer informó que los consultados incluían líderes empresariales estadounidenses y jefes de Estado extranjeros.

La Casa Blanca había alertado que probablemente el Presidente decidiría salirse del pacto global —con lo cual cumpliría una de sus principales promesas de campaña.

Varios medios informaron el miércoles que el presidente ya había decidido retirarse del pacto global.

Salirse del acuerdo aislará a Estados Unidos de una gran cantidad de aliados internacionales que pasaron años negociando el tratado de 2015 para combatir el cambio climático y la contaminación al reducir las emisiones de carbono en casi 200 naciones.

Mientras viajaba por el extranjero la semana pasada, Trump fue presionado varias veces tanto por líderes europeos como por el Vaticano para que mantenga al país en el pacto.

Trump ha dicho desde hace mucho que las ideas sobre el calentamiento global son un “engaño” y durante la cumbre de los países industrializados del G7 la semana pasada en Bruselas, se rehusó a unirse al consenso y pidió tiempo para decidir.

La decisión de Trump pone a Estados Unidos junto a Siria y Nicaragua, los únicos dos países que no participan del acuerdo de 2015.

El convenio compromete a los participantes a reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, que los científicos culpan por el aumento de los niveles de los océanos, las sequías y el clima extremo que ha sufrido el mundo de manera más frecuente.

Estados Unidos es el segundo mayor contaminante del mundo, detrás de China. El presidente Barack Obama y el presidente chino Xi Jinping fueron clave para alanzar el pacto.

Qué es el acuerdo de París
El Acuerdo de París, que se negoció en la capital francesa en el 2015, es un convenio en el que 194 países se comprometieron a adoptar energías renovables, reducir la emisión de gases del efecto invernadero y controlar el aumento de las temperaturas globales, a fin de combatir el cambio climático.

A pesar de que todos los países firmaron el acuerdo, solo 147 lo han ratificado. Entre ellos están China, India y Estados Unidos, los países con mayor emisión de gases de efecto invernadero en el mundo. Solo EE.UU es responsable de 14.4% de este tipo de emisiones.

El objetivo principal del acuerdo es mantener el promedio mundial del aumento de temperatura por debajo de los 2 °C (3.6°F).

A pesar de que el acuerdo entró en vigor en noviembre del 2016, no hay repercusiones legales claras en caso de que algún país rompa con lo prometido. En cambio, el convenio establece un marco de referencia para lograr el compromiso con el medio ambiente.

EE.UU, por ejemplo, se comprometió a reducir sus emisiones en un 26% para el 2025.

El acuerdo también hace énfasis en la responsabilidad de los países desarrollados de ayudar a las naciones no desarrolladas a reducir sus contribuciones al cambio climático.

Qué pasará ahora que EE.UU se retira del acuerdo
EE.UU ha tenido históricamente una gran influencia en la diplomacia internacional, especialmente en la ONU. Al ser uno de los países desarrollados con mayor emisión de gases del efecto invernadero, su retiro podría llevar a los países subdesarrollados a no cumplir con los compromisos de París o debilitar sus esfuerzos para reducir sus propias emisiones.

También podría suceder que otros países, como China, que han presionado por una vigilancia mucho más reducida de los compromisos de cada país con el medio ambiente, tomen el liderazgo de la discusión diplomática sobre el tema.

Todo esto, haría que la meta de combatir el cambio climático, reducir las emisiones de gases del efecto invernadero y evitar que la temperatura global promedio del planeta siga aumentando, y sea cada vez más difícil combatirla.

VOA