Internacional
Turquía permitirá a EEUU lanzar ataques contra el Estado Islámico desde sus fronteras
Internacional

Turquía cambió su política con respecto a la lucha contra el Estado Islámico (EI) y permitirá que Estados Unidos lance ataques aéreos desde su territorio contra este grupo yihadista en Siria, según altos funcionarios del departamento de Defensa de EE.UU.

 

Según dichos funcionarios, que pidieron el anonimato, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, acordaron que las Fuerzas Armadas de EE.UU. utilicen la base de Incirlik, en el sur de Turquía.

 

Desde allí, EE.UU. enviará aviones y “drones” en misiones de ataque contra objetivos del EI en la vecina Siria, como parte de un acuerdo más amplio entre ambos países en la lucha contra el yihadismo.

 

La Casa Blanca informó el miércoles de una llamada telefónica entre Obama y Erdogan, aunque no mencionó este acuerdo concreto, sino que se limitó a decir que se había pactado “incrementar la cooperación para cortar el flujo de combatientes extranjeros a Irak y Siria y garantizar la seguridad en la frontera turca con Siria”.

 

Estados Unidos lleva varios meses negociando con las autoridades turcas para lograr mayor libertad de movimientos para sus militares en la península de Anatolia, algo a lo que los turcos, hasta ahora, se habían opuesto.

 

Precisamente hoy se produjo el primer enfrentamiento directo entre el Ejército turco y el Estado Islámico, con un tiroteo de un lado a otro de la frontera entre Turquía y Siria en el que se produjeron al menos dos muertos, uno por cada bando.

 

El enfrentamiento llegó tres días después del atentado suicida perpetrado por un presunto yihadista suicida en la ciudad turca de Suruç, en el que murieron 32 personas, y al día siguiente de que grupos de la guerrilla kurda reivindicaran el asesinato de dos policías turcos y un simpatizante del EI.

 

El combate comenzó sobre las 10.30 GMT, cuando una camioneta del EI pasó cerca de un puesto fronterizo militar turco en la provincia de Kilis y sus ocupantes ametrallaron a los soldados de guardia, matando a uno e hiriendo a otros dos.

 

Los tanques estacionados en el lugar devolvieron el fuego y mataron a un militante del EI y destruyeron tres vehículos.

 

Poco después, el Ejército turco también bombardeó con morteros posiciones del Estado Islámico cerca de la ciudad siria de Azaz, al tiempo que numerosos cazas F-16 despegaron de la base aérea de Diyarbakir para patrullar la zona.

 

Fuente: EFE