Internacional
Un millar de niños ucranianos sobreviven en refugios antiaéreos en Donetsk
Internacional

Un millar de niños ucranianos están atrapados en refugios antiaéreos en la ciudad de Donetsk, en el este de Ucrania, y necesitan ayuda urgente, denunció hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

“Los niños en las áreas afectadas por el conflicto están sufriendo enormes niveles de estrés. Pero los más vulnerables son aquellos que están refugiados en subterráneos helados, antihigiénicos y abarrotados”, dijo Giovanna Barberis, representante de Unicef en Ucrania, en una teleconferencia desde Kiev.

Barberis explicó que desde septiembre, miles de personas en las áreas más afectadas por el conflicto pasan la mayor parte de su tiempo en al menos 12 refugios antiaéreos con ningún o poco acceso a agua potable, saneamiento o comida.

Hasta la fecha, Unicef ha repartido kits higiénicos a unos 1.100 niños y adultos que viven en estos refugios, y espera poder repartir en breve ropa de invierno a otros 10.000 menores.

Barberis también hizo un llamamiento para que cesen las hostilidades y recordó que los más débiles son los que pagan un precio mayor, como los niños.

Precisamente ayer hubo varios ataques en los que perecieron dos niños y al menos siete resultaron heridos, denunció la representante de UNICEF.

Por su parte, el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, indicó que las últimas cifras recogidas por sus equipos en el terreno hasta ayer hablan de 5.187 muertos y 11.515 heridos desde abril.

Respecto a las condiciones sanitarias de los niños ucranianos, Barberis se refirió especialmente a la falta de medicamentos y tratamientos para curar enfermedades básicas, así como a los bajos índices de inmunización entre los menores ucranianos, lo que hace temer epidemias.

“Los índices de vacunación entre los niños ucranianos antes del conflicto ya eran bajos y con la crisis han empeorado. Se calcula que sólo el 50 % de los niños en Ucrania están totalmente inmunizados con las vacunas básicas”.

Especialmente, se estima que 1,5 millones de niños ucranianos menores de 5 años no han sido vacunados contra la polio, a pesar del peligro que existe de importar el virus de zonas aún endémicas.

Barberis dijo que recientemente han obtenido una contribución canadiense para obtener vacunas contra la polio, lo que podría ayudar a parar el eventual contagio.

Respecto al supuesto reclutamiento de niños por alguna de las partes en conflicto (Ejército y milicias separatistas prorrusas), Barberis dijo que se tiene “información anecdótica, pero que por ahora no ha podido ser verificada con evidencias”.

Desde marzo de 2014, más de un millón y medio de personas han sido desplazadas de sus hogares en el este de Ucrania, de las que 130.000 son niños.

La agencia de la ONU calcula que al menos 1,7 millones de niños están afectados por el conflicto en el este del país. EFE