Internacional
Vargas Llosa llama a América Latina a condenar a Venezuela por represión
Internacional

La crisis política y económica que afronta Venezuela centró hoy los debates del seminario “América Latina: oportunidades y desafíos”, presidido en Lima por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y con la participación de las esposas de los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma.

Al abrir el seminario con el panel “Venezuela y la libertad”, Vargas Llosa criticó la actitud “timorata” y “a veces cómplice” que, según su opinión, tiene la mayoría de los Gobiernos latinoamericanos con el régimen venezolano de Nicolás Maduro.

“Qué vergüenza que en América Latina haya tan pocos Gobiernos que hayan condenado” las prácticas represivas del régimen venezolano, afirmó el escritor, quien estuvo acompañado en el panel por la esposa de López, Lilian Tintori, y de Ledezma, Mitzy Capriles.

“Les pido a ustedes, y a través de ustedes a todos los resistentes venezolanos, perdón por esa inconducta de los Gobiernos democráticos latinoamericanos, que muestran muy débiles convicciones democráticas, cuando no una secreta complicidad con la dictadura venezolana”, enfatizó el escritor dirigiéndose a Tintori y Capriles.

El escritor afirmó que le “alegra” que las dos mujeres hayan sido recibidas el miércoles por la primera ministra y por el canciller de Perú, Ana Jara y Gonzalo Gutiérrez, respectivamente, pero criticó que el presidente Ollanta Humala no haya hecho lo mismo.

“Lamento profundamente, que el presidente Humala y que (su esposa) Nadine Heredia no les hayan abierto las puertas”, enfatizó en medio de los aplausos prolongados de los asistentes al foro, que se celebra en la Universidad de Lima.

El premio Nobel también les pidió a Tintori y Capriles que no piensen “que esa actitud de esos Gobiernos timoratos, de esos Gobiernos acobardados y a veces cómplices de la dictadura venezolana representa a sus pueblos”.

Capriles agradeció, muy emocionada, las palabras de Vargas Llosa y dijo que “es imposible que las lágrimas dejen de saltarnos del corazón”.

Venezuela “hoy reclama solidaridad con su democracia”, agregó antes de decir que la oposición venezolana tiene “la convicción de estar en el lado correcto de la historia.”

Tintori denunció que Venezuela está “al borde de una crisis humanitaria” y enfatizó que cualquier pronunciamiento de un presidente de otro país sobre este tema “no es injerencia”.

“El que calla es cómplice y estoy segura que Latinoamérica completa se va a pronunciar”, señaló antes de afirmar que van “a seguir hasta liberar a Venezuela.”

En el seminario, que se desarrollará durante dos días, también participan los expresidentes de Colombia Andrés Pastrana y de Uruguay Jorge Batlle, la exministra de Defensa de Colombia Marta Lucía Ramírez, así como los españoles Pedro Schwartz y Antonio Escohotado, y el chileno Arturo Fontaine.

Los otros expositores serán el excandidato presidencial brasileño Aecio Neves, el excandidato a primer ministro de Canadá Michael Ignatieff, el excandidato presidencial uruguayo Luis Lacalle, el escritor cubano Carlos Alberto Montaner y el escritor boliviano Juan Claudio Lechín.

Al intervenir en el panel “Una visión de América Latina”, Pastrana dijo que “Venezuela es hoy la tragedia de América Latina” y relató detalles de la fallida visita que intentó hacer en enero pasado al detenido Leopoldo López junto al expresidente de Chile Sebastián Piñera.

“Quién iba a pensar que el país más rico de América Latina iba a atravesar la crisis que está atravesando”, comentó antes de decir que intentaron ver a López en su prisión “como dos amigos”.

Pastrana señaló que tras esa fallida visita, que fue impedida por las autoridades venezolanas con el argumento de que no se había solicitado autorización, López le envió una carta en la que le pidió que lleve “el mensaje de lo que vio” en Venezuela.

Agregó que López dejó en claro que “cualquier salida en Venezuela tiene que ser constitucional y legal” y dijo que a título personal ha decidido convertirse “en la voz de los que no tienen voz”.

“Sigo creyendo que es una vergüenza lo que pasa en nuestros países”, indicó el exgobernante colombiano antes de enfatizar que bastaría con que uno de los países invoque la Carta Democrática Interamericana para que se convoque a una reunión para analizar la situación venezolana.

“Esperamos que todos le tendamos las manos a Venezuela para sacarlo de esa pesadilla”, concluyó.

EFE