Internacional
Venezuela anuncia que asume presidencia pro témpore de Mercosur
Internacional

Caracas.- La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, comunicó este sábado al resto de los países miembros del Mercosur que asume la presidencia pro témpore de la organización regional, una vez que Uruguay anunció que finaliza la suya.

Según una carta remitida, la Cancillería venezolana le indicó a sus homólogas: “tenemos a bien informar que, a partir del día de hoy, la República Bolivariana de Venezuela asumirá con beneplácito el ejercicio de la Presidencia Pro Témpore del Mercosur, con fundamento en el artículo 12 del tratado de Asunción y en correspondencia con el artículo 5 del Protocolo Ouro Preto”.

La carta, remitida por el Ministerio de Exteriores venezolano a las cancillerías de los países miembros de la organización, recalca que estos artículos son los “únicos instrumentos normativos fundacionales que regulan la procedencia y continuidad de la Presidencia Pro Témpore” del Mercosur, reseñó la agencia de noticias Efe.

Asimismo, se señala que durante el ejercicio de la presidencia, Venezuela “realizará su mayor esfuerzo para garantizar la legalidad, institucionalidad, legitimidad y desempeño de este importante bloque de integración suramericano, bajo una vocación profundamente unionista”.

Sin embargo, algunos miembros del bloque, como Paraguay y Brasil, aún sostienen que Venezuela no puede ejercer la presidencia del Mercosur debido a que no tiene las condiciones políticas y económicas para desempeñar el cargo.

Ambos países insistieron además en que debe clarificarse la situación de derechos humanos en el país.

Uruguay mantuvo por el contrario, al anunciar este viernes que concluía su presidencia, que no había argumentos jurídicos que impidieran el traspaso a Venezuela. “Uruguay entiende que a día de hoy no existen argumentos jurídicos que impidan el traspaso de la Presidencia pro témpore a Venezuela”, señaló un comunicado.

Los artículos de los tratados que cita Venezuela para anunciar que asume la presidencia señalan que el cargo debe ser entregado y rotado cada seis meses entre los países y por orden alfabético.

Paraguay sostuvo, sin embargo, que dicha presidencia quedaba “vacante” al dejarla Uruguay porque no se puede traspasar de forma automática.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, insistió en que es necesario que exista un consenso para que otro miembro del bloque se haga cargo de ese mandato.