Internacional
Venezuela será una de las sedes del diálogo entre Colombia y el ELN
Internacional

Las negociaciones para sentar al gobierno de Santos y a la segunda guerrilla más importante de Colombia se hicieron en secreto en los últimos dos años en Ecuador, Venezuela y Brasil. Noruega también actuó como garante de las conversaciones informales que pretender llegar al fin del conflicto armado.

Frank Pearl, jefe de la delegación del gobierno colombiano con el ELN, fue el encargado de anunciar el inicio formal de las negociaciones en la Casa Amarilla, en Caracas, junto a representantes de los países garantes de ese diálogo de paz.

Este evento es de gran importancia para los habitantes de estados venezolanos fronterizos con Colombia. Funcionarios públicos y pobladores de Apure y Amazonas han denunciado fuerte presencia del ELN en su zona.

Pearl y el jefe rebelde “Antonio García” (su alias), ofrecieron detalles sobre los objetivos de las negociaciones.

Los diálogos buscan “suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado e iniciar conversaciones para la transformación de una Colombia en paz”, explicó Pearl ante periodistas. Además, dijo que la mesa de negociaciones se instalará en Ecuador con sesiones en Cuba, Brasil y Venezuela.

-La agenda-

Las delegaciones acordaron, entre otros puntos, adelantar conversaciones directas sobre la agenda y aseguraron esta debe ser ejecutada con la mayor rigurosidad.

Uno de los elementos más álgidos es el de las víctimas. “Es esencial el reconocimiento de las víctimas y sus derechos, así como el tratamiento y la resolución de su situación”, enunció Pearl cuando leyó junto con “García” los puntos de la agenda. El quinto también toca una de las controversias más delicadas del conflicto: la situación jurídica y política del ELN.

En cuanto a esa cuestión, se acordó discutirla para definir la condición jurídica y de seguridad de la segunda guerrilla -segunda después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Aparte, se tratará la realidad militar del grupo y en el marco de las nuevas circunstancias se logrará un acuerdo sobre las armas que están en posesión del Ejército de la Liberación para poner fin al conflicto armado.

El ELN tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales, y nació en 1965 en el noreste colombiano.

Santos informó que se dirigirá a los colombianos “para anunciarles una buena noticia con relación a la paz de Colombia”.