Internacional
Vuelve el “toma y dame” de Santos y Zuluaga durante debate sobre escándalos de campañas
Internacional

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y su rival en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Óscar Iván Zuluaga, debatieron hoy  sobre los escándalos que salpican a sus respectivas campañas.

En un debate electoral celebrado por la emisora La F.M., el primero divulgado por una radio colombiana, Santos y Zuluaga, que disputarán la segunda vuelta el próximo domingo, se enzarzaron en una discusión con un tono más alto que nunca hasta ahora en esta larga campaña electoral.

El uribista Zuluaga fue el más votado en la primera vuelta, el 15 de mayo, en la que le sacó una ventaja de casi cuatro puntos a Santos, pero los dos obtuvieron menos del 30 % de los votos.

Las encuestas indican en su mayoría que hay un empate técnico de cara a la segunda ronda, pero hay otras que dan hasta ocho puntos de ventaja a Zuluaga.

“No trate de equiparar (el episodio de la financiación ilegal) con una situación en la que usted personalmente está involucrado”, dijo Santos en alusión al vídeo publicado en varios medios en el que aparecía Zuluaga escuchando los planes del hacker Andrés Sepúlveda, que formaba parte de su equipo de campaña.

El presidente llegó a calificar como un “delito” que Zuluaga se quedara impasible mientras Sepúlveda hablaba de infiltraciones a las negociaciones de paz de La Habana y a las Fuerzas Armadas, a lo que el uribista respondió con un reproche a Santos por hablar “como un fiscal o como un juez”.

Y alegó que su campaña contrató a la empresa de seguridad informática y manejo de redes sociales de Sepúlveda cuando no tenían señalamientos en su contra y con el aval de que había trabajado para el Gobierno de Santos, pero que fue “víctima de una actuación ilegal que correspondió a un montaje”.

Santos le exigió a Zuluaga que reconociera si él aparecía en el vídeo, pero éste se escudó en el argumento de que la Fiscalía establecería la “verdad jurídica”.

El candidato uribista denunció que las investigaciones de su caso van rápido frente a la lentitud con las que, a su juicio, se desarrollan las que tienen que ver con la denuncia de que pudo haber dinero del narcotráfico en la campaña santista para las elecciones de 2010.

El denunciante es el expresidente y senador electo, Álvaro Uribe, motor del movimiento Centro Democrático, quien afirma que, según el testimonio de un narcotraficante, dos exasesores de Santos recibieron 12 millones de dólares.

Pero Santos recordó que Uribe reconoció después que no había pruebas que involucraran al presidente, sino a otras personas de la campaña.

Los candidatos habían hablado de los escándalos en algunos encuentros de la parte de la campaña que mira a la segunda vuelta del domingo, pero nunca con tanta vehemencia. EFE