Negocios
Cómo trabajar desde la casa y ser productivo
Negocios

Estados Unidos es un país en el que casi seis millones de personas trabajan desde la casa. Y esta tendencia parece ir en aumento en todo el mundo. Para aprovechar al máximo todas las posibilidades que entrega esta nueva forma de trabajar, acá algunos tips para hacer más fácil la tarea laboral.

1 Crea un espacio dedicado a la oficina

En cualquier casa es muy fácil que tus hijos dejen su tarea en tu escritorio o jueguen alrededor de tu computadora, lo que contribuye en nada a crear una atmósfera profesional. Si tu casa es lo suficientemente grande como para poder armar una oficina en una pieza dedicada exclusivamente a eso, eres muy afortunado. Si no, simplemente establece un área donde puedas usar tu computadora, hablar por teléfono y almacenar documentos importantes.

2 Invierte en tu oficina

Es importante que tu espacio de trabajo tenga todo lo que encontrarías en una oficina profesional. Aunque esto varía de acuerdo a cada profesión y trabajo, algunos ítems que deberías considerar, y que aumentarán tu productividad, son:

Una computadora dedicado y confiable.

Una buena conexión a Internet.

Un teléfono fijo o un teléfono celular dedicado exclusivamente al trabajo.

Un sistema de archivo.

Artículos de oficina en general.

Una buena impresora.

Mobiliario cómodo, incluida una buena silla.

3 Haz diariamente una lista de tareas a cumplir

Fijar prioridades es muy importante en la oficina y más aun cuando se trabaja desde la casa. Sin un jefe mirando sobre tu hombro o colegas con quien poder conversar las ideas, es tu labor armar una lista con prioridades y ponerlas en orden. Sirve para mantenerse enfocado y evitar sentirse sobrepasado.

Anota rápidamente las cosas que tienes que hacer durante el día, y luego enuméralas de acuerdo a su prioridad. Cuando termine el día, inmediatamente transfiere lo que no hayas logrado a la lista del día siguiente, para asegurarte que nada se te escape.

Asigna plazos reales para la entrega de trabajos. Si prometes una entrega para 4 semanas y lo haces en 2, el cliente hablará bien de ti. Cada lunes escribe en una cartelera todas las actividades que debes cumplir en la semana y asigna horas de trabajo diarias para el cumplimiento de esas labores.

4 Involucra a tu familia

Si tienes hijos en la casa, necesitas la cooperación de todos cuando se trata de tu carrera. Explícales que necesitas enfocarte durante tus horas de trabajo, y pídele a tu pareja que te ayude. Trabajar desde la casa es un esfuerzo en equipo cuando les pides a todos que tomen parte y te ayuden a mantener tu productividad.

5 Vístase para trabajar

Hágase la siguiente pregunta: ¿iría a trabajar en pijamas? No, entonces despiértate, báñate y vístete. Una de las ventajas de trabajar desde casa es que no tienes que vestir para la empresa, pero si debes hacerlo para ti. No por trabajar en casa se anda desarreglado, ponte lo que quieres y lo que te guste, pero hagas lo que hagas no te quedes en pijama, cuida tu aspecto. Esto refuerza la sensación de responsabilidad con las tareas a acometer y brinda foco durante el tiempo disponible para el trabajo.

6 Tómese un descanso

Estudios sugieren que deben tomarse pequeños descansos de la computadora para que tengas un aumento en tu productividad. Párate y estira tu cuerpo, camina unos minutos, disfruta de un pequeño snack (preferiblemente saludable, como frutas secas o frutas) y regresa al trabajo.

7 Interactúe con personas

Trabajar solo o sola todo el día y la noche no es saludable para nadie, así que recuerda dejar un tiempo para socializar con otras personas. Es importante que exista un balance entre tu vida laboral y tu vida social, sin importar que trabajes desde casa. En Europa, por ejemplo, están de moda las oficinas comunitarias, en las que las personas pagan una mensualidad por poder sentarse en un escritorio compartido, ya que se han dado cuenta de que la gente renueva sus ideas al ponerlas en contacto con otros puntos de vista; esto suele ocurrir al compartir un café o comerse un dulce. Se puede trabajar de manera independiente y desde la casa, pero resulta necesario interactuar con otros para activar la creatividad. (Via)