Negocios
El orden correcto para presentar un proyecto a 4 personalidades distintas
Negocios

Cuando te comunicas con una audiencia, es importante saber que las personas cambiamos de un proceso externo (escuchar) a uno interno (pensar) cuando nuestras necesidades de información son satisfechas. Adaptarte a la conversación con una persona puede ser fácil, pero ¿Qué pasa cuando debes presentar un proyecto a varias personas, cada una con necesidades particulares de información?

Si estructuras tu comunicación tomando en cuenta este factor, no importará si tu audiencia cambia a “modo pensativo”, pues te habrás asegurado de que cada uno ya tiene suficiente información para trabajar internamente.

Aquí tienes el orden en el que tienes que presentar tu proyecto tomando en cuenta los cuatro tipos de personalidades, según su proceso externo/interno:

Primer paso: dirígete a los Controladores

Sus necesidades de información son qué y cuándo. Cuando te comuniques con este perfil individualmente o como equipo, es importante entender que generalmente están cortos de tiempo, por lo que querrán que seas concreto para no perder preciosos minutos en información innecesaria. Debes dominar el “Elevator Pitch”, y ser capaz de describir tu proyecto en 30 segundos o menos; Eso te servirá de abreboca para el resto de la presentación, la cual escucharán con gusto ya que les has dado, de entrada, lo que buscan.

controladores

Cuando hablas con ellos de manera individual, la estrategia común de comenzar con una conversación ligera será contraproducente; es preferible que abordes los negocios de una vez, y si el tiempo lo permite puedes finalizar hablando de sus intereses o distracciones.

Próxima estación: Innovadores

Los innovadores quieren saber el por qué. Cuando te dirijas a este tipo de personas, asegúrate de presentar el contexto y la razón por la cual tu proyecto es importante; cuéntales con lujo de detalles el impacto que tendrá en el público interno y externo.

innovadores

Si un innovador no comprende por qué una tarea en particular es importante o relevante, no le pondrá todo su empeño y terminará haciendo un trabajo regular… y no es lo que quieres, ¿Verdad?

Luego, apunta tus argumentos a los Relacionistas

Para los relacionistas, todas las piezas de información son relevantes en la toma de decisiones, encargándose ellos de determinar la manera como interactúan todas las personas implicadas en el proceso, y si es necesario recurrir a alguien externo a ese círculo (ya sea en otro departamento, o en otra empresa).

relacionistas

Lo primero que debes comunicarles es el proceso que deben seguir para llegar a tu destino; a partir de allí ellos se encargarán de crear y mantener las relaciones necesarias para alcanzarlo.

Por último, pide la opinión de los Analistas

Ellos te escucharán pacientemente queriendo absorber toda la información que sea necesaria; para ellos el cambio a proceso interno es prácticamente a voluntad, por lo que será fácil extenderte en los detalles (y te lo agradecerán).

analiticos

Debes mantener un canal de retroalimentación abierto para entender su punto de vista una vez que han pasado a “modo analítico”, pues en ese momento surgirán las preguntas claves que determinarán el camino a seguir. No tomes a mal las preguntas que te hacen (serán varias), pues es su manera de demostrar su interés en tu propuesta; sólo están asegurándose de que no hay cabos sueltos y lo tienen todo claro.

Ya conoces cómo piensan estos cuatro enfoques, así dedícate a maximizar la calidad de la información que das en los primeros cinco minutos para crear un “gancho”, que interese a los más ansiosos (como los controladores), definir la intención de tu proyecto (para los innovadores) hacer una síntesis del proceso (para los relacionistas), y finalmente pedir la opinión a los analíticos. Estructura tu presentación según el Qué, Cuándo, Por qué, Quién, Cómo, Dónde y el resto de los detalles que consideres importantes.

No olvides que en nuestro campus virtual puedes estudiar PNL y Negociación con emprendedores de toda Latinoamérica.

Fuente: LenguajeCorporal.org