Moda
Marión Macedo cierra ciclo de moda en papel
Moda

Pasaron 10 años desde que Marión Macedo inició un viaje sin retorno por el mundo de la moda en papel. Con cientos de creaciones en material reciclado que cobraron vida en sus manos y varios desfiles de pasarela realizados dentro y fuera del país, la diseñadora boliviana ahora cierra un ciclo de trabajo para abordar nuevos territorios con su arte.

Este capítulo concluirá con la presentación del libro 10 años de Moda en Papel y la exhibición de nuevos vestidos realizados para el evento, que se llevará a cabo mañana a las 19:30 en el museo Tambo Quirquincho,  en la calle Evaristo Valle y plaza Alonso de Mendoza.

La obra reúne fotografías tomadas por su esposo Fernando Cuellar, quien desde un principio inmortalizó en imágenes gran parte de estos diseños elaborados en papel, cintas de cassette, filtros y otros materiales en desuso.

“Queremos que este libro sea un respaldo del trabajo que realizamos estos años, porque cada vestido, por los materiales, es efímero. Por eso tratamos de reunir lo mejor y más representativo de lo que fui haciendo, con la intención de presentar una guía de moda que anime a otros a incursionar en el reciclaje”, afirma Macedo.

Cuellar complementa que el formato del libro también es novedoso, porque decidieron hacerlo con una forma de acordeón, que permite ver las fotografías desde la tapa o la contratapa.

“Queremos que esto también sea un aporte al arte, porque el montaje rompe los esquemas y así es como queremos concluir esta fase del proyecto, con algo diferente”, asegura.

Además comentan que este será el último desfile de pasarela que se realizará, por su intención de alcanzar con su arte en papel  escenarios artísticos de teatro y danza, pero también para presentar su trabajo en instalaciones de museo, “para que sea más interactivo”.

Este nuevo desafío en su carrera como diseñadora es sólo una respuesta a su constante inquietud de evolucionar y perfeccionar su trabajo, con propuestas innovadoras que, por sobretodo, generen conciencia sobre el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje.

Macedo recuerda que con el paso de los años fue experimentando con materiales no convencionales para encontrar nuevas texturas y formas diferentes para cada diseño.

“Cada vestido es un reto y muchas veces me pasó que no funcionaba igual que el modelo dibujado en papel, así que tenía que ir probando hasta lograr mi objetivo. Fue todo un proceso hasta lograr la calidad que buscaba”, comenta entusiasta.

Otro de los méritos de este proyecto, apunta Cuellar, es haber marcado una tendencia que antes no se conocía en Bolivia y que en otros países ya estaba en boga.

“Marión posicionó al país en este concepto de la moda con reciclaje y fue más lejos de lo que esperamos, porque muchas agencias internacionales y medios nacionales se interesaron en el proyecto y lo difundieron para que la gente pueda conocerlo”, agrega agradecido.

Evidentemente incursionar en esta nueva propuesta le permitió llegar al Salón du Chocolat en París, participar de la Bienal de Madrid con su creación Hada del Cacao; y otra pieza en el Fashion Week de Holanda, entre otros méritos personales.

Es por eso que, después de haber conquistado el mundo de la moda con sus creaciones, ahora se traza la misión de realizar nuevas piezas que sigan aportando al movimiento ecológico, desde su Boutique del Reciclaje, donde materiales de desecho tienen una nueva oportunidad de vida útil.

 

Fuente Página Siete Tatiana Sanabria / La Paz