Nacional
Afiuni rompió el silencio y habló en el juicio
Nacional

La jueza María Lourdes Afiuni rompió el silencio. En la audiencia que se realizó este martes, la magistrada relató al juez Manuel Bognanno los detalles de la tortura, maltrato y violación que sufrió durante el año 2010 cuando estuvo privada de libertad en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), según reseña El Universal.

 

La abogada Thelma Fernández, quien comparte la defensa con José Amalio Graterol, dijo que Afiuni tomó la decisión de entrar a la audiencia debido a las declaraciones que hizo este lunes la fiscal Luisa Ortega Díaz en Ginebra, donde negó que exista una denuncia sobre violación y tortura contra la jueza.

 

Según Fernández, Afiuni explicó al Tribunal “como le destruyeron la vagina, el ano y la vejiga cuando custodias del INOF y funcionarios del Ministerio de Justicia la violaron”.

 

“Narró que recibió una patada con la bota de una Guardia Nacional que le causó una distorsión en una cuarta parte del seno. Además, destacó que al lado de la celda trasladaron reclusas que ella condenó y fue víctimas de varias golpizas, y nadie hizo nada para evitarlo. Confesó que en varias oportunidades le rociaban gasolina a su celda”, agregó la representante legal.

 

Recordó también que en el penal de mujeres “hubo un conato de incendio y evacuaron a todas las internas, menos a la jueza a quien dejaron encerrada en su celda”.

 

Este lunes, Venezuela fue evaluada por el Comité de Derechos Humanos de la ONU y ante los planteamientos del comisionado de Túnez, quien exigía explicación del por qué una jueza es juzgada por tomar una decisión, la fiscal Ortega Díaz reaccionó y dijo: “para que el abogado Yadh Ben Achour, representante de Túnez, cierre la boca, no es cierto que la jueza Afiuni haya sido violada o torturada. Está elucubrando”.

 

Asimismo, la fiscal sostuvo que María Lourdes Afiuni “jamás fue trasladada a recinto hospitalario militar. Siempre la atendieron médicos de su confianza”.

 

Fuente: Alicia de la Rosa – El Universal