Nacional
Alto rechazo a Maduro incentiva masiva participación el 1º de septiembre
Nacional

radicionalmente 10% de la población se inclina por las marchas (Datanálisis), pero el 1-S puede cambiar la historia: 34% expresó su interés en participar en el acto de la MUD en Caracas, de acuerdo con Datincorp. La mala gestión de Nicolás Maduro, la escasez y la crisis del liderazgo inciden en que la oposición haya crecido en popularidad y que la tesis del revocatorio sea aceptada como salida política, electoral y constitucional, por la mayoría. “El venezolano opta por la paz, antes que por la violencia”, afirmó Jesús Seguías de Datincorp

HERNÁN LUGO-GALICIA / HLUGO@EL-NACIONAL.COM

OPOSICIÓN

A diferencia del oficialismo, los adversarios del gobierno mantienen el apoyo y se constituyen en una fuerza con miras a llegar al poder, asimismo calan en la gente las directrices de marchar en Caracas o manifestar en los

23 estados.

A partir del 6-D, la MUD consiguió ganar la AN, constituirse en un contrapeso a Miraflores y demostrar que existen 5 líderes que garantizarán la permanencia del proyecto. 63% de la población califica como mayoría a la oposición, frente a 16% que se inclina por los chavistas y 16% por los independientes, indica un estudio de Alfredo Keller y Asociados, de julio.

El director de Datanálisis, José Antonio Gil Yépez, expresó que el liderazgo de la oposición registra 75% de aceptación frente a 73% de rechazo que tiene Maduro, lo que constituye un aliciente para salir a marchar. ³Los principales dirigentes de oposición están empatados entre sí, y con una diferencia de 25% sobre el oficialismo², dijo Gil Yépez para quien el éxito del 1-S es clave para el futuro de la democracia.

En la medición de agosto, Datincorp detectó que la percepción negativa hacia el gobierno es superior a 75% y, por ende, la disposición a manifestar el jueves próximo subió a 34%. ³La gente entendió el mensaje de la MUD y 52% respondió que el objetivo de la marcha es solicitarle al CNE que fije el cronograma del revocatorio. Solo 12% señala que es pedir la renuncia de Maduro. 14% cree que habrá violencia, y 9% que se trata de una rebelión popular², explicó Seguías.

Datincorp detectó que 47% de los electores se identifican con la oposición y si se hacen las elecciones regionales, los candidatos de la MUD tendrían 47%. ³La oposición cuenta con el apoyo de la mayoría del pueblo:

empresarios, iglesias, estudiantes, parte importante de la comunidad internacional, y tiene el control mayoritario del Parlamento². Sin embargo, Seguías advirtió que la coalición opositora no debió enfocarse solamente en el revocatorio: ³La única manera de derrumbar al gobierno, no solo era conquistar la Asamblea, sino quitarle 20 estados al oficialismo, las alcaldías y finalmente Miraflores; eso es un golpe duro. Ahora corre el riesgo de quedar sin regionales².

CHAVISMO

En el oficialismo, no solo intentan mantener el poder, sino evitar que continúe la disidencia que pueda restarles votos y que termine por atender la propuesta de la MUD de protestar contra el gobierno. La creación de frentes o bloques persiguen capitalizar el descontento del chavismo hacia Nicolás Maduro y el PSUV y que la revolución no se pierda, como sostienen en Marea Socialista.

El derrumbe del chavismo fue registrado por la encuestadora Keller & Asociados en los últimos 10 años: en 2005, el respaldo era de 72%; en 2012, fue de 50%; pero en 2016, cayó a 11,6%, según el estudio de julio.

Varianzas recogió cómo en 16 años el apoyo ha caído en detrimento del oficialismo. El chavismo obtuvo en 1998, 3.673.685 de votos pero en 2016, sacó una cifra inferior: 3.588.770. La oposición obtuvo en 1998, 2.843.990 sufragios pero en 2016, en las parlamentarias, pasó a 8.473.665.

Datincorp reconoce el descenso del oficialismo, aunque alerta: ³El chavismo, aun cuando luce desconcertado y con muchas fricciones internas disimuladas en una aparente unidad, conserva un sólido poder de coacción: cuenta con el apoyo de un partido de 4 millones de militantes organizados y empoderados en lo económico, político, ideológico y militar. El apoyo de todos los poderes públicos, excepto la Asamblea, así como un importante control de la FANB, las milicias convertidas en componente militar formal; innumerables colectivos entrenados militarmente y con poder de fuego, y el control de casi todas las gobernaciones, alcaldías, sindicatos, consejos comunales y comunas².

Al chavismo lo afecta la voluntad de cambio político, que Keller percibe en

aumento: en el tercer trimestre de 2015, era de 66%; y en el segundo trimestre de 2016, pasó a 81%.  Eso se refleja en la intención de voto pues Datincorp sostiene que en los comicios regionales ganaría la MUD; que el ³bloque político dominante² es opositor (45%) frente 20% del chavismo; 31% por ninguno.

Un dato significativo para Datincorp es que los chavistas apoyan con 83% el plan económico de la MUD, de los cuales 43% creía que las propuestas pertenecían al gobierno; 90% de los opositores le dan el visto bueno y 87% de los Ni Ni dan su opinión favorable.

MADURO

Si algo no sube en Venezuela es la popularidad del presidente Nicolás Maduro, según las encuestadoras. El rechazo a su gestión ronda 80%, reportan Varianzas, Keller y Datincorp, lo que explica las protestas por hambre, inseguridad o mala calidad de los servicios públicos.

Varianzas determinó un alto porcentaje a favor de un cambio político: 83,2% exige un giro en el manejo del gobierno, y 75% califica de mala la situación actual del país.

En una medición de julio, Keller encontró que 60% considera que en la gestión de Maduro, las ³cosas van mal² y solo quienes se definen como chavistas (20%) ven la situación de ³muy bien, bien o regular hacia bien².

La mayoría acusa al presidente de la crisis económica, política y social del país y que no debe gobernar por ser colombiano. 54%  opina que está descalificado para ser presidente; 84% considera ineficaz al gobierno y el rechazo a Maduro lo ubican en 75%. De allí, que apoyan el revocatorio

presidencial: 73% pide que salga; solo 15% que se quede. ³El voto válido por la salida de Maduro del poder sería de 83%; es decir, 16 millones de electores³, calculó Keller.

En una muestra de 1.199 electores, y con un nivel de confianza de 95%, Datincorp obtuvo que 80% evalúa negativamente la gestión de Maduro. 79% ve negativa la situación del país; 68% votaría para que el presidente ³se vaya²;  y 78% cuestiona que haya dejado a militares a cargo del abastecimiento. ³Maduro ya llegó a un piso, entre 10 y 11%, aunque tuvo 20%², señaló Seguías, de Datincorp.

Entre mayo de 2015 y el 16 de Julio de 2016, la aprobación pasó de 22% a 19%; mientras que el rechazo pasó de 20 a 80%. Seguías advirtió que el chavismo mantiene un apoyo, que ronda 20%, que suele beneficiar cualquier escenario electoral si hay apatía. ³El gobierno se mantiene por el dinero invertido en la base, que lo respalda; se mantiene por los intereses creados mediante las misiones, el empleo en la Administración Pública y las promesas de que no abandonará al pueblo², afirmó Seguías, quien considera que Chávez hubiese sido capaz de haber dado un viraje para tratar de no perder el poder. ³Maduro es un incapaz².