Nacional
AN esperará actas del TSJ en el exilio para aprobar juicio contra Maduro
Nacional

La directiva de la Asamblea Nacional acordó cumplir con los procedimientos establecidos en la legislatura y esperar la notificación correspondiente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio antes de abrir siquiera un debate en relación con el juicio contra Nicolás Maduro

Andrea Tosta | Distrito Capital | El Pitazo

Caracas.- La directiva de la Asamblea Nacional (AN) acordó este 10 de abril cumplir con los procedimientos establecidos en la legislatura y esperar la notificación correspondiente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio, designado por ese mismo Parlamento de mayoría opositora, antes de abrir siquiera un debate en relación con el reciente fallo del “TSJ legítimo” que podría terminar en la captura del actual mandatario venezolano.

“Cuando seamos notificados formalmente lo consideraremos con la seriedad que tiene el caso”, dijo el presidente de la AN, Omar Barboza, quien recordó que su aprobación depende de las dos terceras partes de la AN, de acuerdo con lo establecido en la Carta Magna aún vigente y en la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia. “A diferencia del Gobierno, siempre estaremos respetando el orden constitucional y los procedimientos que dice la Constitución. Existen procedimientos. Hasta que no seamos oficialmente oficiados por el Tribunal y se envíen las actas y las resultas de esta posición, no podemos actuar como tal”, insistió el segundo vicepresidente del Parlamento, Alfonso Marquina.

De acuerdo con el primer vicepresidente de la AN, Julio César Reyes, las actas que se enviarán a Venezuela “se están notariando”. La directiva desconoce cuándo podrían arribar a Venezuela los documentos provenientes del país vecino. Cuando lleguen se considerarán, de acuerdo con Marquina y tal como aseguró Barboza, y se nombrará una comisión de alto nivel para que hagan los estudios necesarios y se tomen las decisiones pertinentes.

“Si algo ha caracterizado a este Parlamento es que hemos asumido los temas de interés nacional con absoluta responsabilidad y así lo vamos a hacer en este caso. Tendremos que ver el respeto al procedimiento internacional, el análisis jurídico y legal que hay que hacer y desde el punto de vista político”, ratificó Marquina, de Primero Justicia, desde el Hemiciclo.

Reyes, de Avanzada Progresista, negó que la directiva del Parlamento mantenga comunicación alguna con los magistrados que la misma Asamblea juramentó en julio de 2017. Marquina agregó que algunos diputados habían entablado conversaciones “de manera individual”.

Sin embargo, el segundo vicepresidente desestimó que la noticia les llegara de forma inesperada, pues ya “venían escuchando la noticia”. El pasado 9 de abril desde el Senado de Colombia, los magistrados determinaron la existencia de “méritos suficientes para enjuiciar al ciudadano Nicolás Maduro” por el caso Odebrecht. En la sentencia emitida también se aprobó la solicitud de privación de libertad contra Maduro y se oficia a todos los cuerpos de seguridad y a la Interpol para ayudar a capturarlo.

Apoyos fracturados
Antes de tratarse los dos puntos contemplados para la sesión de este martes, el diputado Juan Pablo García, perteneciente a la fracción parlamentaria 16 de Julio, pidió la palabra para insistir en la modificación del orden del día avalado con una notificación firmada por los magistrados, para que lo sucedido en Colombia fuese incluido como un tema de discusión.

Además de la fracción del 16 de Julio, Voluntad Popular fue el único partido del G4 de la MUD que manifestó públicamente la decisión de tratar el fallo contra Maduro en la sesión de este martes. “Basta ya de la impunidad que ha caracterizado al régimen durante más de 18 años, tiempo durante el cual han desfalcado a la nación sin que existan responsables. Y nuestro pueblo es el único afectado con el hambre, la miseria y la emergencia humanitaria debido a los desmanes de Maduro y su dictadura”, comunicó el partido en la mañana. Barboza optó por diferirlo hasta que la directiva estuviese formalmente notificada.

La Asamblea continuó así con lo planeado y notificado el día antes: crisis del servicio de agua en el país y la problemática del resurgimiento de enfermedades que ya estaban erradicadas. “Esos son criterios de ellos; el de nosotros no es ese, pues es un hecho público, notorio y comunicacional”, dijo García, directivo del movimiento Vente Venezuela, a la prensa.

Con el apoyo de los diputados García, Richard Blanco y Biagio Pilieri, pertenecientes a la fracción 16 de Julio, la oposición solo necesitaría dos diputados más para completar los dos tercios correspondientes para la aprobación del enjuiciamiento de Maduro. La conformación del Hemiciclo actual indica que se necesitarían 112 votos de 167. Sin embargo, el criterio de la Consultoría Jurídica del Poder Legislativo se adhiere a la interpretación que vino con la desincorporación de los cuatro representantes del estado Amazonas. La plenaria se redujo entonces a 163, y 109 es la cantidad de votos para alcanzar la mayoría calificada.

García, Blanco y Pilieri, aunque apoyan la medida del TSJ en el exilio, se separaron de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lo que redujo así su presencia en el Hemiciclo. Hasta la fecha, la Unidad tiene 104 curules. También se apartaron los diputados José Aparicio y Romel Guzamana, quienes se incorporaron al movimiento Prociudadanos.