Nacional
AN podría investigar participación de Saab en “golpe de Estado continuado”
Nacional

En el variopinto intercambio de ideas de la sesión parlamentaria, la diputada Sonia Medina destacó la “ironía que es a la Defensoría del Pueblo, a donde debe ir el pueblo a buscar ayuda a sus necesidades, respuestas a sus solicitudes, pero es allí donde le trancan la puerta, donde reciben con tanquetas y gas lacrimógeno”.

Caracas.- El segundo punto del debate parlamentario en el orden del día de hoy versó sobre la falta de respuesta formal del Consejo Moral Republicano en relación al señalamiento que hace la Asamblea Nacional (AN) de falta grave de los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), quienes en marzo sentenciaron limitando la inmunidad parlamentaria y asumiendo las competencias del Parlamento.

Desde entonces, por este hecho, la AN asevera que hubo una ruptura del orden constitucional al haberse perpetrado un golpe de Estado institucional.

Parlamento podría investigar responsabilidad de Saab

Terminado el intercambio de ideas, fue aprobado por unanimidad el “Acuerdo sobre la falta de respuesta formal del Consejo Moral Republicano en cuanto a la falta grave de los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y sus implicaciones en el golpe de Estado continuado”.

Entre las acciones que contiene el documento se indica que el diputado Juan Miguel Matheus presidirá una comisión especial encargada de investigar la conducta del Defensor del pueblo, Tarek William Saab, en relación a los hechos que denuncia la AN, además de requerirle nuevamente que haga lo propio para declarar la falta grave de los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ. Tras concederle un plazo de 3 días hábiles y no obtenerse respuesta favorable se comenzará una investigación sobre su participación en el “golpe de Estado continuado”, perpetrado entre finales de marzo y principios de abril de los corrientes.

Rechazo al Defensor del pueblo

Exhibiendo un cartel que repudiaba severamente la posición asumida por el Defensor del pueblo, Tarek William Saab, el diputado Ángel Medina (Primero Justicia), inició el debate de este punto de la Agenda Parlamentaria.

Recordó que este funcionario, en su carácter de presidente del Consejo Moral Republicano,  declaró improcedente e inoficiosa la solicitud que le hizo el Legislativo a principios de abril, eso tras la activación que hizo el presidente de la República Nicolás Maduro del Consejo de Defensa de la Nación con el fin de solucionar lo que denominó un “impasse” entre el TSJ y la Fiscal General de la República.

“Resulta ahora que el TSJ viene a tratar de destruir a la AN y el impase es entre la Fiscal y el tribunal. La parte afectada no apareció en ningún momento. Y la parte afectada no son solamente 112 diputados, sino un país que desea cambio a través de los mecanismos democráticos, del voto, para que pueda darse un cambio definitivo en este país”, resaltó Medina.

Sostuvo que “el Consejo de Defensa de la Nación no tiene la atribución constitucional para dirimir ningún conflicto entre poderes, y mucho menos para dirimir un conflicto que ellos consideraron ‘impasse’ que además no existe en ningún lado de la ley”.

Este presidente del grupo parlamentario venezolano ante el Parlatino fustigó que en dos semanas el pueblo venezolano, junto con el liderazgo político de la oposición, ha tratado “no menos de ocho veces” de presentar un nuevo documento al Defensor del pueblo, hallando la férrea barrera y represión de las fuerzas de seguridad del Estado que le han impedido llegar hasta la sede de su despacho, en el municipio Libertador.

“Usted ha negado permanentemente, y hoy pretende con la cúpula del poder, abolir el derecho de la protesta”, acusó Ángel Medina a Tarek William Saab, citándole los derechos que otorgan los artículos 51, 57 y 68 de la Constitución Nacional.

La ironía del Defensor del pueblo

“Qué ironía que es a la Defensoría del Pueblo a donde debe ir el pueblo a buscar ayuda a sus necesidades, respuestas a sus solicitudes. Y es allí donde nos trancan la puerta, y es allí donde nos reciben con tanquetas, con gas lacrimógeno, justamente en la Defensoría del Pueblo. Esto es porque a Tarek William Saab no está interesado y le parece inoficioso que continuemos con este procedimiento”, dijo en su derecho a la palabra la diputada Sonia Medina (Voluntad Popular).

“¿En manos de quién está la Defensoría del Pueblo? (…) ¿De qué nos sirve ese organismo cuando hoy está en manos de un representante del PSUV y de Nicolás Maduro, que tortura y que permite la tortura?, porque es tan torturador el que la hace como el que permite que la hagan”, preguntó.

Recordó que la marcha convocada por la Unidad Democrática a la sede de las autoridades de la iglesia católica en Venezuela, Conferencia Episcopal Venezolana, pudo cumplirse, estando en el mismo municipio Libertador, dirigido por un alcalde afecto al oficialismo.

“¿Por qué no podemos llegar a la Defensoría del Pueblo?, ¿A qué le teme Tarek?”, cuestionó.

A continuación el diputado Adolfo Superlano (Un Nuevo Tiempo), aseguró que el anterior y el actual Defensor del pueblo han sido complacientes con el Gobierno Revolucionario Bolivariano.

En el cierre del debate, quien el año pasado fue el presidente del Parlamento Nacional, Henry Ramos Allup, subrayó que “la mayor tragedia que tiene Venezuela es su actual Poder Judicial. Y a la hora de que la democracia tenga que pasar las facturas morales y judiciales a todos los malhechores que han desgobernado en los últimos 18 años nuestro país, en la primera fila estarán fundamentalmente los magistrados de la Sala Constitucional (…) que son los sostenedores principales del golpe de Estado continuado”.

YAMILETH ANGARITA/El Universal