Nacional
Ángel Oropeza: Nueva MUD plantea ejercer mayor presión
Nacional

Gilberto Carreño / El Universal

Acercarse más a la gente figura en los nuevos retos del equipo, dijo el coordinador político de la alianza

Caracas- Para el coordinador político del equipo que asumió las riendas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ángel Oropeza, entre los nuevos retos de esa alianza pluripartidista  se plantea convertir  el descontento y la aspiración de cambio de la población en una fuerza que  ejerza una “gran presión, de una manera organizada y disciplinada” dirigida a lograrlo.

Entrevistado en un programa radiofónico de opinión, a través de Mágica FM, el especialista en Ciencias Políticas, indicó que la transformación que experimenta la MUD en estos momentos responde a la necesidad de la alianza de adaptarse a las nuevas circunstancias, “como partido de los que quieren cambio (…) pero para este país que ya cambió, esta organización tiene que acercarse más a la gente”

Señaló en tal sentido que tal situación requiere de la representación de todos los sectores de la vida del país, más allá de los partidos que integran la alianza, y donde el órgano superior de la MUD sea un congreso de ciudadanos. “El reto hoy es adaptarse a un país que ya cambió y que ya no necesita como antes una renovación de partidos para ganar elecciones, sino una alianza unitaria de partidos con el país para lograr, entre otros, que haya elecciones”, agregó.

Un proceso “entrampado”
Por su parte el ingeniero Roberto Picón, coordinador del grupo técnico de apoyo electoral de la MUD, entrevistado también en el mismo programa, se refirió a las dificultades que impiden a esa organización establecer por ahora un cronograma de trabajo en función de las postergadas elecciones, dadas las condiciones impuestas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), especialmente por el anunciado proceso de renovación de las organizaciones con fines políticos, y de la compleja composición de los distintos grupos de la sociedad civil que conforman la oposición.

“Teníamos una estructura para ganar elecciones, y ahora esa estructura, ese inventario de gente, debe ser orientada hacia otro tipo de actividades.  En este caso hacia una protesta no violenta, pacífica, disciplinada, articulada y acompañada, para que se obligue al gobierno a cambiar”, expresó.

Igualmente indicó que el proceso de relegitimación de los partidos constituye “una trampa del gobierno a través del CNE”, cuyo cuestionamiento se basa en considerar que ha sido, por una parte, desigual “porque el elector no tiene la misma capacidad para manifestarse a favor de los su partido”.  Cita como ejemplo de esta afirmación, que estados como Miranda y Zulia, con 3 o más veces de población electoral, tienen menos mesas que estados como Mérida, con un número menor de votantes.

Por otra parte, lo considera arbitrario, porque “todo esto se está haciendo sin consulta, sin auditoría y el CNE no ha expuesto el sistema que utiliza” y que  “está siendo aplicado para que no todos los partidos puedan religitimarse, y esto va a dar pie  para demandas subsiguientes con el CNE diciendo que el proceso no fue bueno;  y esa será una nueva excusa para postergar elecciones que el gobierno no puede ganar”.