Nacional
Antonio Pestana: Venezuela requiere de acciones
Nacional

Venezuela necesita trabajar y no sólo de palabras y compromisos. Tal aseveración, fue realizada por Antonio Pestana, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) y miembro del Consejo Nacional de Economía Productiva, quien señaló que es posible recuperar el país si se integra el sector privado a la producción nacional, ya que, por citar un ejemplo, al adquirir un kilogramo de azúcar, el consumidor no discrimina si la misma fue procesada en un central público o privado.

Subrayó que de manera inmediata se deben generar alianzas con los empresarios, a fin de que produzcan. En tal sentido, lamentó que el gobierno haya querido apoderarse del protagonismo absoluto de la producción en Venezuela.

En opinión del presidente de Fedeagro, el Ejecutivo nacional debe entender que su rol dentro de la economía es brindar condiciones adecuadas para la producción.

-Nuestro color es el color de la tierra. No tenemos sentimiento político, pero sí sentimiento nacionalista, porque no le somos fieles a ningún gobierno ni partido político, pero sí al país. Tenemos que decir las verdades y luchar por ella.

Subrayó que el rumbo económico y productivo de Venezuela puede cambiar rápidamente, si y sólo sí existen cambios en el sistema y en la manera de ver el país, a fin de favorecer la confianza, para lo cual se requerirían medidas de rectificación del Gobierno nacional, a favor de la producción, a objeto de que los planteamientos no se queden sólo en palabras, sino que se conviertan en hechos.

Medidas necesarias

Explicó que el “drama agroalimentario” se puede solucionar a través de atención oportuna de la cadena agroproductiva nacional, la cual generaría respuestas favorables luego de un periodo de entre tres y cinco meses, de acuerdo con el rubro. Sin embargo, mientras eso ocurre, el Estado “obligatoriamente”, tendrá que importar alimentos.

-Para esto tienen que darle un golpe a la alcancía, las Reservas Internacionales, a pesar de que son muy bajas, pueden ayudar a la crisis, porque de nada sirven los ahorros si el país no tiene alimentos.

En tal sentido, destacó la importancia de que Venezuela tome $1.000 millones de las reservas, para atender el foco agroalimentario, para estimular su producción, a la vez que se atiende la población venezolana.

Recordó que en materia de insumos existe la alternativa de pago a proveedores internacionales con Bonos Soberanos, misma que fue planteada por el Ejecutivo Nacional y que, tras respuesta positiva de las compañías internacionales, no se ha conocido más al respecto.

-Algunas trasnacionales ya han aceptado recibirlos, como parte del pago de las deudas que se tienen. Pero Venezuela no termina de tomar la decisión, lo cual es sumamente peligroso.
Criticó que exista un discurso contra entidades de ayuda financiera como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). “Somos esclavos de lo que decimos… Hoy, que necesitamos tocar sus puertas, no somos capaces de hacerlo”.

También destacó que si bien algunos países han ofrecido ayuda humanitaria, Venezuela no ha estado en capacidad de aceptarla, porque ello requiere una serie de cambios en políticas de gobierno.

Manifestó que este modelo económico sólo lleva a los venezolanos a enfrentamientos entre sí. Destacó los saqueos que han se han suscitado en el país y las peleas entre ciudadanos por un producto de primera necesidad. “La desesperación y la angustia se apoderan día a día de los venezolanos”.

Es posible sin ideología

Precisó que en 2015, ocho de los principales rubros agropecuarios del país requirieron de la importación de $2.900 millones, a propósito de complementar la demanda de los venezolanos.

Acotó que en diez años se pueden transformar las 866 mil hectáreas sembradas en 2015 en un año de 3.300.000 hectáreas cultivadas, a través de la planificación en áreas y rendimiento de producción. Esto permitiría exportar $3.100 millones.

Destacó el factor tecnológico como uno de los más importantes. Asimismo, aprovechó la oportunidad para señalar que “se debe apartar la ideología de la ciencias y aplicar más ciencia en la política”. Lo contrario es parte de “la aberrante situación que vive el país”.

El sector privado es necesario

“Es el sector privado el único que puede sacar al país adelante en materia de producción. El gobierno nacional sólo debe intervenir para asegurar que tengamos las herramientas necesarias para producir”, expresó Pestana, quien destacó que los proveedores privados de insumos no participan en la actividad, por la discrecionalidad en la entrega de divisas, que sólo beneficia a Agropatria, que de manera potestativa, también ha apoyado en entrega de suministro a militares y asociaciones “leales”, pero no a quienes realizan críticas constructivas.

Sobre la propuesta de la fundación Danac y Polar, iniciativas privadas, Pestana recordó que la industria invierte recursos en tecnología y producción de semillas de arroz y maíz, a fin de que lo agricultores cuenten con las herramientas necesarias para producir lo que ellos requieren.

-Polar sí invierte en el país, pero ellos no tienen porqué sembrar, sino que tienen la obligación de transformar nuestras cosechas en alimentos para los venezolanos, por eso nosotros necesitamos las herramientas.

Manifestó que “Venezuela no necesita una Polar, sino cien empresas como esta”.
Precisó que el país requiere trabajo en equipo, para responder a la demanda de la población, además de investigación y tecnología.

El Impulso