Nacional
Arria y Burelli cuestionan justicia venezolana tras orden de aprehensión
Nacional

El exembajador venezolano Diego Arria y el opositor Pedro Burelli respondieron hoy a la orden de aprehensión en su contra cuestionando el sistema de justicia de su país por supuestamente trabajar en función de las solicitudes de los gobiernos de Venezuela y de Cuba.

“Me citan como TESTIGO y 24 horas antes ordena mi captura. Si me imputaba la Fiscal al servicio Cuba ordenaba mi fusilamiento”, escribió Arria en su cuenta de Twitter.

Burelli, empresario y exdirectivo de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que reside en EE.UU. desde hace años, también escribió en la red social: “‘Justicia’ venezolana es parte del andamiaje opresor de la dictadura. La ¿? es: ¿todo esto es montaje de Cuba o lo hacen a motu propio?”.

En otro mensaje también dijo: “Dictar órdenes en la #Venezuela de Cilia Flores (primera dama de Venezuela) no se traduce en mucho en el mundo de verdad. Interpol a fin de cuentas sabe de dictaduras”.

La Fiscalía venezolana anunció hoy que solicitó la aprehensión de Arria y los opositores Pedro Burelli y Ricardo Koesling por su participación en un supuesto plan magnicida, después de que uno de ellos no acudiera a una citación y ante la presunción de que los otros no lo hagan.

La fiscal general venezolana, Luisa Ortega, indicó que ha “solicitado que se ordene las aprehensión de estos ciudadanos” y apuntó que “ya las boletas fueron libradas”.

Ortega indicó que se decidió ordenar la aprehensión después de que “la primera persona que fue citada (Burelli) no compareció ante el Ministerio Público”.

“Como quiera que tenemos la certeza, la seguridad de que dos de ellos no van a acudir tampoco, hemos ordenado la aprehensión de estos ciudadanos”, dijo.

Ortega señaló que como estos ciudadanos no se encuentran en territorio venezolano se solicitará además a Interpol su captura.

Los anuncios de Ortega se producen después de que hace dos semanas el dirigente del Partido Socialista (PSUV) Jorge Rodríguez denunciara “un complejo plan” que ya fue abortado y que, según dijo, incluía un “magnicidio” y un “golpe militar” contra el presidente, Nicolás Maduro.

Para apoyar esa denuncia, Rodríguez mostró varios correos atribuidos a la opositora María Corina Machado en los que se leen mensajes a diferentes actores de la oposición venezolana, entre ellos, Arria, en los que señala que llegó la hora de acumular esfuerzos y obtener “financiamiento para aniquilar a Maduro”.

Además había mensajes de Burelli a Arria y de Koesling que, para el oficialismo, constituyen pruebas de ese plan.

Tanto Arria como Burelli denunciaron que los correos son falsos, al igual que Machado, que respondió asegurando que esos mensajes no son suyos y que ella ni quiere magnicidio ni golpe de Estado sino que Maduro se vaya.

Machado ha sido citada a declarar el próximo día 16 en calidad de testigo sobre este supuesto plan magnicida. EFE