Nacional
Asdrúbal Oliveros: Aumento salarial se va a diluir en dos o tres meses
Nacional

El economista reveló que la medida presidencial, que privilegia el bono de alimentación por encima del salario, hace que los beneficios de los trabajadores se vean reducidos frente a la inflación
El economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, señaló que el aumento salarial se diluirá por causa de la inflación en dos o tres meses después de que sea pagado.
El presidente Nicolás Maduro decretó el viernes que para el 1° de septiembre aumentará tanto el salario básico como el ticket de alimentación. El primero de estos se elevó a  22.576 bolívares (50%) y el segundo a 42.480 bolívares, lo que suma un sueldo integral de 65.056 bolívares.

Oliveros destacó que, al aumentar el ticket por encima del incremento del salario básico, el Ejecutivo evita generar a posteriori mayores pagos de beneficios laborales (utilidades, vacaciones y prestaciones sociales).

En entrevista a El Nacional Web, el economista advirtió las consecuencias de la medida presidencial, la situación de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y aconsejó a los venezolanos sobre lo que deben hacer en esta situación:

— ¿Por qué aumentar el ticket de alimentación, más que el salario básico?

— “Al final el primer empleador en la economía es el propio Estado. Él sabe que al incrementar el salario básico, todas las estructuras de los pasivos laborales -prestaciones, utilidades, pago de vacaciones y el resto de los beneficios que tiene el trabajador-  están atados al salario básico. En tal caso, si hay un aumento del sueldo básico también incrementan todos estos pagos. Al no subir mucho el salario base y elevar más el ticket de alimentación, que al final es como un bono, el gobierno evita generar más gastos en sus pasivos futuros; compromisos que se acumulan como una bola de nieve”.

—¿Esta medida perjudica a los empleados?

— “Claro que perjudica al trabajador, porque sus beneficios laborales a futuro se ven reducidos frente a la inflación. El gobierno incluso tiene pasivos laborales que se calculan por el orden de los 15 millardos de dólares. Con esto en mente, se puede imaginar cuánto crecerían estos pasivos si el Ejecutivo realizara un aumento salarial más fuerte”.

— El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, advirtió este lunes que las pequeñas y medianas empresas se verán en aprietos para honrar los compromisos que tienen sus empleados tras el aumento.

—“En Venezuela, el grueso de las empresas son pequeñas y medianas. Estamos hablando de un universo en el que casi 90% de ellas son Pymes. En el sector comercial ese porcentaje es incluso mayor y llega hasta casi 94%. Para estas empresas, que tienen una estructura de costo mucho más rígida, menos capacidad de acceso al financiamiento y mercados más limitados, el aumento salarial tiene una incidencia muy fuerte en sus costos. También hay que considerar que se vive en una economía en recesión”.

— ¿Cuáles son los posibles escenarios a los que se enfrentarán?

— “Muchas de las Pymes van a tener dificultades para hacer frente a esos pagos. Entre ellas hay tres grupos– dependiendo de su sector-: unas tendrán que incrementar los precios de sus productos; otras tendrán que negociar con los trabajadores y entra la posibilidad de que renuncien de forma voluntaria con la condición del pago de ciertos beneficios; y las últimas, que no podrán realizar lo mismo que las anteriores, se van a ver forzadas a reducir sus actividades”.

— Con respecto a los consumidores ¿Este es un alivio frente al aumento continuo de la inflación?

— “Al principio, las personas sentirán que les entró dinero, pero con la inflación que estamos viviendo, que extraoficialmente su promedio es de entre 20% y 25% mensual, vemos que este aumento salarial se va a diluir en dos o tres meses. Más allá de este trimestre el efecto va a desaparecer por la dinámica que presentan los precios hasta ahora”.

— ¿Cómo hacer rendir ese aumento?

— “La situación actual no permite decirles a las personas que ahorren dinero o que compren divisas. Al final ese aumento de sueldo solo representa para las personas una mejora en su flujo mensual y solo le va a permitir hacer frente a sus gastos corrientes de compra de productos”.

— En tal caso, ¿Qué consejo les da a esas personas?

“Tienen que cuidar su empleo, ese es el elemento que deben tener en cuenta sobre todo los trabajadores de empresas privadas. No estamos en condiciones para estar saliendo de los trabajos y sobre todo si se posee un empleo formal, porque con esta fuerte recesión y las políticas que está tomando el Ejecutivo, el sector privado tiene más dificultad para mantener sus puestos”.

— ¿Qué solución le da usted como experto al gobierno?

“Lo que se tiene que buscar es que reduzcan la tasa de inflación, porque efectivamente con estos niveles actuales del aumento de los precios no hay manera de vivir con el salario actual”.

Juan Da Ponte/El Nacional