Nacional
Avanzada Progresista reacciona al fracaso de la negociación en RD
Nacional

Tal como habíamos declarado en numerosas oportunidades, el gobierno no fue al Diálogo en Santo Domingo con verdaderos intereses nacionales y mucho menos con el propósito de llegar a acuerdos en beneficio de todos los venezolanos. El gobierno nunca consideró la grave crisis humanitaria que está viviendo la inmensa mayoría de nuestra población. Para nada le importó que miles de compatriotas hurguen las bolsas de basura en procura de alimentos o que nuestros niños y ancianos mueran en las puertas de los hospitales o que la inflación pulverice los sueldos. Le tiene sin cuidado que no haya agua, ni gas, ni electricidad, que la inseguridad nos azote. Al gobierno solo le interesó aparentar un propósito de acuerdo que le permitiera ganar tiempo y engañar al entorno internacional. En materia electoral fue aún más descarado y falso, burlándose impúdicamente del país anfitrión, de su presidente Danilo Medina y de los cancilleres que de buena fe prestaron su nombre, sirvieron de mediadores y de testigos en esta vana búsqueda de una negociación para devolver a Venezuela algo de los atributos democráticos que el gobierno de Maduro ha mancillado y reducido a niveles despreciables.

Al presidente Danilo Medina y a los cancilleres amigos vayan nuestras palabras de agradecimiento y nuestra sentida pena y vergüenza por haber presenciado el trato incorrecto a que fueron sometidos por parte de la delegación del gobierno que no respetó sus buenos oficios.

Estamos frente a una difícil encrucijada que nos obliga a actuar con sabiduría y prudencia. Nuestra justa indignación no puede desviarnos del camino constitucional, democrático y pacífico.

Sabrán los países amigos aumentar la presión sobre el gobierno venezolano en procura del rescate de la democracia. Los venezolanos debemos insistir en la defensa del voto como instrumento de cambio democrático, ante la pretensión del gobierno de confiscar la voluntad del pueblo venezolano. La solución a la crisis debe ser y es electoral.

En Avanzada Progresista continuaremos la lucha por condiciones electorales que garanticen el respeto a los derechos del ciudadano

El ejercicio del voto es mucho más que elegir, es una manifestación de voluntad democrática que moviliza a la ciudadanía, potencia la denuncia, la organización y fortalece el ejercicio de las libertades públicas. Ahora más que nunca se requiere de unidad, de una verdadera unidad que esté por encima de los partidos políticos y represente a la sociedad en su totalidad. Esa sociedad que expresa su rechazo al deterioro de la calidad de vida en la que nos ha sumido el peor gobierno de la historia. Avanzada Progresista seguirá firme en su propósito unitario y en su prédica por una Gobierno de Unidad Nacional.