Nacional
Banco Central de Venezuela: el peor comandado del mundo
Nacional

La revista financiera Global Finance reprobó con “F” la gestión del presidente del Banco Central de Venezuela, es el peor de 75 países

El venezolano Nelson Merentes es el peor presidente de un Banco Central en el mundo; así lo catalogó la revista financiera Global Finance en sus evaluaciones del premio Best Central Banker Award 2016.

El hombre que ha tenido la responsabilidad de administrar los recursos de Venezuela durante los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, tiene una gestión tan deficiente que fue reprobado con la letra “F”.

Merentes ha encabezado desde el Ministerio de Finanzas hasta el Banco Central de Venezuela; y en la evaluación de la reconocida revista se ubica de último entre 75 países.

En 2015 Merentes había obtenido una “D”, al igual que su par en Guatemala; y por segundo año consecutivo, Venezuela se alzó con la peor calificación.

Lea en el siguiente link el informe:

https://www.scribd.com/document/323055925/Global-Finance-Grades-The-Wordl-s-Central-Bankers-2016#download&from_embed

El informe publicado por Global Finance, desde 1994, evalúa la gestión de los presidentes de bancos centrales, con una escala de la “A” a la “F”. Siendo “A” la mejor calificación y “F” la peor.

Este año Venezuela fue la peor calificada mientras que los mejores puestos los obtuvieron Israel, Líbano, Paraguay, Perú, Filipinas, Rusia, Taiwán y Reino Unido.

“Los presidentes de bancos centrales de hoy están enfrentando desafíos sin precedentes con convulsiones políticas y bajos precios de los productos […] Una política monetaria prudente puede mitigar los impactos negativos y el cambio económico. Sin embargo, se requiere determinación rígida para navegar intereses en competencia y visiones”, expresó Joseph Giarraputo, director editorial de Global Finance.

Los escándalos de Merentes
Nelson Merentes estuvo relacionado con uno de los mayores escándalos de corrupción en los años del chavismo: las notas estructuradas.

Las notas estructuradas se convirtieron en una red fraudulenta que benefició a un grupo de banqueros, casas de bolsa, intermediarios y funcionarios públicos mediante la colocación especulativa de dineros públicos en bancos privados, obteniendo ganancias por el diferencial cambiario, en detrimento del patrimonio público.

Entre 2004 y 2007 el entonces ministro Merentes decidió utilizar los recursos del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden),  creado originalmente para invertir en infraestructura y programas sociales, con el fin de adquirir notas estructuradas que tuvieron como base bonos de la deuda pública de Argentina, Ecuador y Venezuela.

Entre 2004 y 2008, las notas estructuradas (combo de bonos) movieron más de USD$ 10.000 millones sin supervisión. Mientras, permitió ganancias de más de USD$ 1.500 a los operadores financieros que implicó grandes pérdidas para Venezuela.

Desvío de fondos
Sobre Nelson Merentes existe una solicitud de separación de su cargo e inhabilitación política para someterse a un juicio penal.  El 27 de junio de 2002 los diputados Andrés Velásquez, Elías Matta Wehbe, Enrique Márquez y Alejandro Armas, acudieron a la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia para presentar una solicitud de antejuicio de mérito contra el exministro de Finanzas Nelson Merentes, quien en ese momento ocupaba la cartera de Ciencia y Tecnología, por su presunta comisión del delito de malversación agravada de fondos públicos.

La solicitud ante el TSJ  de 2002 no sólo incluía a Merentes sino también al propio presidente Hugo Chávez, por su presunta responsabilidad en los delitos de peculado doloso propio y malversación agravada de fondos públicos.

El 24 de septiembre de 2002 el juez Iván Rincón Urdaneta declaró inadmisible la tramitación del antejuicio de mérito contra Merentes y Chávez.

Sabrina Martín /PanamPost