Nacional
Barboza: El gobierno no puede refinanciar la deuda sin la aprobación de la AN
Nacional

Es absolutamente inconstitucional que el gobierno pretenda a través de la fraudulenta e ilegítima Asamblea Nacional Constituyente un refinanciamiento o reestructuración de la deuda, sin la consulta y aprobación previa de la Asamblea Nacional que es el órgano legítimo y reconocido a nivel internacional.

Así lo subrayó el diputado Omar Barboza miembros de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, durante su intervención en el debate sobre la reestructuración de la deuda externa y sus implicaciones en la economía nacional.

“El gobierno anuncia un refinanciamiento o una reestructuración de la deuda, sin consultar con la Asamblea Nacional, sino avalarlo por una constituyente fraudulenta, ilegitima, olvidándose que el artículo 312 de la Constitución establece que el endeudamiento lo aprueba la Asamblea Nacional a través de la ley y que el Estado no reconocerá ningún endeudamiento que no haya sido tramitado por la vía constitucional correspondiente”.

 

Señaló que el gobierno haciendo valer el supuesto poder originario de la constituyente fraudulenta pretender hacer un acuerdo para entregar oro, petróleo o riquezas del pueblo, que sacrifique más el futuro y la calidad de vida de los venezolanos.

 

“La Constitución actual previó la regulación de la Constituyente, del 347 al 350 está establecido que su objetivo se refiere fundamentalmente a transformar el ordenamiento jurídico y elaborar un nuevo proyecto de Constitución. De tal manera que esta no es una constituyente originaria, porque el articulo 5 y el 347 dice que la soberanía reside en el pueblo y que los poderes públicos se legitiman es con la voluntad popular. De tal manera que todo lo que ha hecho la constituyente es nulo de acuerdo con el 25 y el 138 de la Constitución Nacional “.

 

Agregó que no puede el gobierno refinanciar la deuda si no tiene la confianza del mundo y de los acreedores porque no es democrático y porque quiere hacerlo a través de una vía que viola la Constitución.

 

“Estamos ante una consecuencia del fracaso del populismo autocrático que representa Nicolás Maduro que evidentemente se convirtió en una fábrica de pobres y no de un instrumento para redimir a quienes sufren de la pobreza”.

 

Sostiene que esta situación de crisis que vive Venezuela, que la amenaza con un colapso económico a corto plazo, solamente es posible resolverla con un cambio político, que establezca un nuevo modelo económico, que permita salir de esta aguda crisis.

 

“Tenemos que reconstruir la unidad por encima de las diferencias. Solo un cambio político que sea capaz de cambiar las políticas económicas puede resolver este problema. Ojalá que no sea la violencia y la anarquía en la calle las consecuencias de esta crisis, por un gobierno ciego que no quiere cambiar ni las políticas económicas y ni permitir que la agenda democrática funcione. Vamos a unirnos por Venezuela, para que se produzca el cambio que necesitamos para resolver los problemas del país”.