Nacional
Calixto Ortega Sánchez llega al BCV para asegurar la reconversión monetaria
Nacional

Fuentes del ente emisor consideran que la designación de Ortega Sánchez busca darle orden al proceso de reconversión monetaria que ya había puesto en la picota a su antecesor

El ex vicepresidente de Finanzas de Citgo, Calixto Ortega Sánchez, fue designado como nuevo presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), mediante un decreto aprobado por la Asamblea Nacional Constituyente impuesta por el gobierno.

El nombramiento de Ortega Sánchez se produce en medio de un proceso de reconversión monetaria y de sanciones financieras impuestas por Estados Unidos que afectan los ámbitos monetario y fiscal de la administración de Nicolás Maduro.

El nuevo titular del ente emisor es ingeniero industrial graduado en la Universidad del Zulia con postgrado en la Universidad de Columbia. Es sobrino del magistrado del TSJ, Calixto Ortega.

A finales del año pasado accedió a la vicepresidencia de Citgo, mediante una decisión polémica, ya que el funcionario supuestamente tenía problemas de visado.

Fuentes del ente emisor consideran que la designación de Ortega Sánchez busca darle orden al proceso de reconversión monetaria que ya había puesto en la picota a su antecesor, Ramón Lobo, quien insistió en llevar adelante el cambio del cono monetario en un tiempo mínimo y que, al final, hubo que posponer.

No se conoce que el nuevo titular del BCV tenga alguna experiencia financiera relevante, por lo que analistas consultados apuntan que no se espera que Ortega Sánchez introduzca cambios sustanciales en la conducción monetaria.

Sin embargo, trascendió que Nicolás Maduro pidió a la vicepresidencia económica, al despacho de Finanzas y al BCV la estructuración de una propuesta de modificaciones a la política cambiaria, la cual sería coordinada por Ortega Sánchez.

Al parecer, la designación de Calixto Ortega Sánchez obedece a la idea de renovación de cuadros que adelanta Nicolás Maduro dentro de su equipo.

El contexto que espera al nuevo jefe del ente emisor es altamente complejo, aunque desde que el BCV perdió su autonomía, sus funciones se han limitado a las de financista directo de empresas públicas deficitarias, especialmente Pdvsa, lo que ya ha elevado la liquidez por encima del trillón de bolívares.

Su problema más inmediato será ver que lleguen las piezas monetarias del nuevo bolívar “soberano”, para que la reconversión monetaria se implante el próximo cuatro de agosto.

Ramón Lobo se despidió por Twitter sin destino cierto. Dio gracias a Maduro y deseó suerte a su sucesor.

Tal Cual