Nacional
Capriles a Maduro: El país espera que des la cara sobre tus sobrinos
Nacional

“El país está esperando @nicolasmaduro des la cara sobre denuncias en juicio por narcotráfico que portaban pasaportes diplomáticos”, escribió Capriles en su cuenta de Twitter.

De esta manera, el dirigente opositor se refirió a Franqui Francisco Flores de Freitas, de 31 años, y Efraín Campos Flores, de 30, sobrinos de la pareja presidencial, declarados el viernes culpables por una corte de Nueva York  después de poco menos de un día de deliberaciones.

Capriles también ironizó sobre la respuesta del Ejecutivo al fallo de la corte estadounidense.

“¿Hoy saldrá sentencia del Tribunal Supremo de Justicia anulando juicio de los narcos y prohibiendo se hable o pregunte al respecto? ¡Es lo que les falta!”.

Los sobrinos de la primera dama venezolana Cilia Flores fueron acusados el año pasado de confabulación para importar más de 711 kilogramos (1.700 libras) de cocaína a Estados Unidos.

Los abogados de Campo y Flores argumentaron que ninguna transacción de drogas fue efectuada y que ambos hombres nunca tuvieron la intención de hacerlo.

La defensa subrayó que las acusaciones se inscriben en una pesquisa deficiente de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) que se apoyó en un informante de mucho tiempo que consumía y traficaba cocaína mientras colaboraba para armar el caso.

El juez federal de distrito Paul A. Crotty informó que las sentencias de los acusados no serían dictadas antes de marzo, aunque no fijó una fecha precisa. La defensa solicitó tiempo para impugnar el veredicto condenatorio del jurado.

La fiscalía había exhortado a los jurados a que examinaran las otras evidencias del caso, como las declaraciones hechas por los acusados a los agentes federales y grabaciones de reuniones.

El vicefiscal federal Brendan Quigley dijo que los acusados “creían que estaban por encima de la ley”.

“Pensaron que podían operar con impunidad en Venezuela por quiénes eran y por la relación de su parentesco”, afirmó Quigley en sus alegatos finales el jueves. “Creyeron que ganarían toneladas de dinero enviando drogas al exterior porque, como el acusado Flores dijo, aquí no hay DEA y acá no llegan los estadounidenses. Pero se equivocaron”.

Con información de AP