Nacional
Capriles: Cerrar la solución democrática y constitucional es hacer crecer la incertidumbre
Nacional

Los Teques, 30.06.16.- El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, anunció que iniciará una gira nacional de cara a la etapa de recolección de manifestación de voluntades del 20% del Registro Electoral que exige la Constitución para activar el Referéndum Revocatorio Presidencial. “Los venezolanos tenemos que estar organizados y preparados para el 20% y para que la voz del pueblo venezolano exija al CNE que dé respuestas oportunas. ¡No hay tiempo que perder! El Revocatorio se va a dar este año, porque  el pueblo quiere que se dé, y así será. Los tiempos dan para que el referéndum sea en el mes de octubre”.

En este sentido, pidió celeridad al ente comicial para que no se siga violando el reglamento electoral. “Es absurdo que pretendan ahora tomarse tiempo para dar respuesta al proceso de validación, no hay explicación técnica. La norma habla de lapsos y no de términos, por eso si el proceso termina el primer día, deben dar respuestas inmediatas”.

Capriles sostuvo que para la recolección del 20% de manifestación de voluntades deben activarse todos los centros electorales del país, porque es un proceso nacional y se deben facilitar los derechos políticos a los electores. “4 millones de venezolanos aproximadamente tienen que manifestar su voluntad para este 20%, aunque sabemos que serán muchos más.  En los próximos días deberíamos estar en las máquinas para iniciar este proceso”.

Dijo que el proceso de validación del 1% de las rúbricas quedará en la historia como la batalla de la huella. “Las personas tuvieron que sortear todos los obstáculos, atravesar ríos, les quitaron la luz, una persona tardaba hasta treinta minutos para validar, hicieron todo para evitar que el proceso se diera, pero se logró. Pese a esos obstáculos las metas se cumplieron. Nos tocó años después de la Batalla de Carabobo ir a una batalla pero sin armas, sino con la Constitución. Y las acciones del gobierno de las últimas horas se deben al éxito que tuvimos”.

Ante la postura de los voceros del Gobierno nacional sobre el referéndum, Capriles alegó que el país no está para más tensión. “No tengo respuestas de cómo reaccionaría el país sí bloquean las vías democráticas. Me parece temerario todo eso que están anunciando los voceros del gobierno. ¡Qué piensen bien lo que van hacer!. No necesitamos más presión social, sino que se alivie la crisis con una elección, porque cuando el venezolano sabe que tiene en el horizonte una solución electoral tiene esperanza, pero cuando le ponen leña al fuego, lograrán todo lo contrario. Cerrar la solución democrática y constitucional es hacer crecer la incertidumbre. Si se deja al país en incertidumbre puede pasar cualquier cosa”.

El Gobernador aseveró que la situación del país es de emergencia y por eso plantea una solución electoral. “La paciencia del venezolano cada día es menor, cada día las colas son más largas, cada día se consigue menos comida, cada día todo está más caro. En el primer semestre del año la inflación llegó a 200%  y este año puede cerrar en 600%. Miles de personas están pasando hambre. En las escuelas los niños se están desmayando. Los Clap son un invento para distribuir la escasez. ¿Qué busca el gobierno? Un estallido, un Golpe de Estado. Eso no puede ser la solución, si esto revienta nos hundimos más. El revocatorio más allá de resolver el conflicto político es para salir de la crisis social y económica que afecta a los venezolanos”.

En se sentido, pidió a la comunidad internacional ejercer presión para que el gobierno venezolano respete la Constitución y la democracia, al tiempo que advirtió que de darse un estallido social en Venezuela impactaría a Colombia y a toda la región. “Nunca hemos planteado una injerencia extranjera, sino que el continente ponga su esfuerzo en la situación de Venezuela. Que el llamado a diálogo no sea una forma de lavarse las manos como declaración diplomática y ya, y una forma para que el gobierno compre tiempo. Tengan en cuenta que sí en Venezuela se diera una explosión social estaríamos hablando probablemente de más de un millón de venezolanos desplazándose hacia Colombia, inclusive un escenario de explosión tendría impacto hasta en los Estados Unidos”.