Nacional
Capriles: La activación de la Carta no significa injerencia ni invasión extranjera
Nacional

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, sostuvo que de las recomendaciones hechas por la Organización de Estados Americanos para salvar la democracia en el país, no hay nada contrario a lo que quiere el pueblo venezolano.

 

Explicó que Almagro solicitó una sesión para evaluar la situación de Venezuela, tras un informe de 132 páginas, en el cual concluye que en el país hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente su orden democrático.

 

“Almagro solicitó reunión del Consejo Permanente para deliberar si hay o no alteración del orden constitucional en Venezuela. La OEA podrá hacer gestiones diplomáticas para promover la normalización de la institucionalidad democrática. Si fallan esas gestiones pueden ir a un período extraordinario de sesiones para evaluar acciones. Si fallan esas gestiones, podrían suspender a Venezuela del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. ¿En todo esto se ha hablado de invasión o de toda la perorata que ya iniciaron a decir los voceros del gobierno? La activación de la Carta no significa injerencia ni invasión extranjera”.

 

Dijo que la Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo. “Habla de la crisis de alimentos y medicinas en el país. ¿Acaso no hay crisis? Habla de la violación sistemática en la separación de los poderes públicos, la violación de los derechos humanos, de la liberación de los presos políticos y sobre el proceso de referéndum revocatorio. La aprobación de la Carta Democrática no es la solución inmediata de los problemas que afectan a los venezolanos, pero se le tiene que acabar la guachafita a este gobierno internacionalmente”.

 

El también líder de la Unidad recordó que la Carta Democrática fue un acuerdo suscrito en el 2001 con el propósito de defender y promover la democracia en el continente. “Democracia, una palabra que a este gobierno no le gusta. ¡Ese es el detalle! Y la democracia es mucho más que elecciones y la Carta asume un concepto integral. La Carta Democrática no es contra los venezolanos sino contra este gobierno que ha llevado al país a la peor crisis de la historia”.

 

Resaltó que Maduro debería ser màs cuidadoso con el lenguaje al referirse a la Carta Democrática. “Mandar a meterse la Carta Democrática por donde le quepa a alguien no va a resolver ningún problema del país. Mientras él y su combo estén en el gobierno debería dedicarse a resolver algún problema de los venezolanos. En este momento el gobierno debería cambiar su actitud, porque con esas acciones no puede haber diálogo. ¿O acaso hablan del diálogo sólo para lavarse la cara?”.

 

No obstante, Capriles afirmó que la solución a la crisis política, económica y social que atraviesa Venezuela pasa por el Referéndum Revocatorio a Nicolás Maduro. “La Carta Democrática no cambia al gobierno, hay que decirlo con mucha responsabilidad. La solución a la crisis es el Revocatorio. La solución está en el pueblo venezolano, porque la soberanía reside en el pueblo como lo establece la Constitución. El Revocatorio debe hacerse este año porque de ello depende la democracia en Venezuela. ¡Maduro quieras o no quiera te vamos hacer entrar en la Constitución! En una situación como la que vive Venezuela hay que apelar a la soberanía popular”.

 

Asimismo, indicó que una comisión de diputados irá al Consejo Nacional Electoral a entregar un exhorto de la Asamblea Nacional, pero resaltó la importancia de la movilización popular. “Pienso que la gente espera más de nosotros, tenemos que hacer el trabajo en la calle. Tenemos que reflexionar, estar a la altura de las expectativas de los venezolanos. El país nos exige hacer más. Nosotros no jugamos al fracaso de nadie, no creemos en la política desde esa perspectiva. El país espera las acciones, el país tiene que movilizarse. Ese es nuestro derecho y está plasmado en la Constitución”.

 

Prensa Miranda/Alexander Gudiño