Nacional
Cardenal Urosa: “El Gobierno tiene la solución en sus manos”
Nacional

En opinión del cardenal Jorge Urosa Savino el Gobierno Nacional “no ha estado a la altura de la gravedad de los problemas del país”, negándose ha asumir que el país está clamando por un cambio democrático y pacífico inmediato de gobierno. Resaltó la urgencia en este momento de una negociación entre las partes en conflicto.

Caracas.- El cardenal Jorge Urosa Savino observó que el Gobierno Nacional fue superado por los problemas del país, cuya gravedad ha detonado el rechazo de la gran mayoría del pueblo venezolano que pide un cambio inmediato, dentro del marco de la negociación entre el Ejecutivo y la dirigencia de la oposición, así como de la realización de elecciones libres para escoger nuevas autoridades.

“Su capacidad de gobierno ha sido superado por la realidad. El país quiere un cambio de gobierno”, aseguró. “El no entender la gravedad del momento y que los problemas que estamos enfrentando se deben a la actitud del Gobierno, es algo que va en contra de la paz del país”, agregó al ser entrevistado por el periodista Carlos Croes, en el programa Diálogo con, transmitido por Televen.

Repudió que “el país está en la ruina, la gente está muriendo de hambre, en los hospitales (está) la cantidad de niños que se mueren todos los meses. Eso demuestra que (el Gobierno) no ha estado a la altura de las circunstancias”.

Incluyó que los mismos sacerdotes enfrentan problemas para sacar adelante las necesidades de las parroquias.

“El  Gobierno tiene la solución en sus manos”

Aseguró que el Vaticano está a la orden de retomar el diálogo entre las partes en conflicto, “cuando se den las condiciones claras y garantías seguras para que se haga una buena negociación que resuelva esta crisis política, económica y social del pueblo venezolano”.

En su opinión con la primera instancia que el Gobierno “debe dialogar es con la Asamblea Nacional (AN)”.

“El camino es el respeto, la tolerancia y la búsqueda de entendimiento del Gobierno con los líderes de la oposición”, resaltó.

“El Gobierno tiene la solución en sus manos. El propiciar que se dé una solución negociada, democrática, de la gravísima crisis política que ellos mismos han creado y que van a profundizar en caso de que se instale la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)”.

Iglesia rechaza “unánimemente” la Constituyente

Sobre esta, el también Arzobispo de Caracas señaló que hay “unanimidad” entre los obispos venezolanos en rechazarla.

“Desde el momento que se comenzó a escuchar esa iniciativa del presidente pensamos que no conviene en absoluto esa Constituyente porque los problemas de Venezuela son problemas de tipo económico, social y político que la Constituyente no va a resolver sino que los va a agravar”, sostiene.

No desestimó que haya sacerdotes que apoyan esta iniciativa del presidente de la República Nicolás Maduro, pero observó que son una minoría.

“Es un grupo muy pequeño de sacerdotes que está con la Constituyente porque responden a una parcialidad política. Nosotros estamos con el pueblo y la mayor parte de los venezolanos no quiere la Constituyente”, afirmó en el mismo espacio televisivo.

Sobre el incidente ocurrido el pasado domingo 16 de julio, cuando se realizó la consulta popular sobre la Constituyente, organizada por la Mesa de la Unidad Democrática, el cardenal Urosa Savino en primer lugar repudió los hechos de violencia donde resultó asesinada Xiomara Escot y luego aclaró que “la iglesia del Carmen no fue punto de votación”.

“Nosotros no propiciamos la votación en la iglesia”, enfatizó. “Fue un gravísimo error y coincidencialmente estaba yo ahí, lo cual hace más grave la situación porque se trata de un asedio en contra del cardenal y Arzobispo de Caracas (…). Los únicos culpables son ellos, los oficialistas que propiciaron ese ataque porque esos grupos armados, que atacaron y asesinaron a esa señora, eso no fue espontáneo, debió haber habido una orden de no sé quién, de alguien que maneja eso”.

Una iglesia “politizada” pero a favor del pueblo

En opinión del cardenal Urosa Savino, la Iglesia venezolana sí está metida en la política pero “porque está a favor del pueblo venezolano”.

“Nosotros estamos defendiendo los derechos del pueblo que están siendo conculcados por un Gobierno ineficiente (….). Aquí no hay ninguna soberanía alimentaria, aquí hay incapacidad del Gobierno para garantizar los alimentos, la salud del pueblo venezolano”, dijo, sin dejar a un lado el problema de la inseguridad.

Mencionó la “gravísima” escasez de alimentos, la inflación “altísima, la peor del mundo”, la escasez de medicinas, como las principales preocupaciones que tienen los habitantes de Venezuela, esto junto a “los presos políticos que en vez de disminuir han aumentado”.

Observó también que someter a los civiles a la justicia militar es una violación de sus derechos políticos y civiles.

 

Por todo lo anterior, el alto jerarca de la Iglesia católica venezolana subraya que “ya el pueblo venezolano rechaza este Gobierno. Eso es un problema que el Gobierno tiene que afrontar y tratar de resolver desde el punto de vista democrático”.

Yamiteth Angarita/El Universal