Nacional
Cedice-Libertad considera urgente superar la cultura rentista
Nacional

Desmontar mitos sobre el origen de la crisis económica venezolana fue el principal objetivo de la mesa de análisis “Venezuela 2016: Es la Economía”, organizada por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) y que contó con la presencia de Humberto García, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y Sociales; Gustavo Rojas, profesor de la Universidad George Washington, y Ángel Alvarado, diputado por el estado Miranda.

El primero de los mitos que intentó desmontar el profesor García fue el de la necesidad de continuo financiamiento del gasto público por el Banco Central de Venezuela. “Hay que buscar otras fuentes. El año pasado se duplicó la liquidez monetaria por la ‘maquinita de hacer dinero’ del BCV. El incremento de circulante se evidencia en lo aumentos de precio”, resaltó el académico.

Al considerar estas otras fuentes de financiamiento, García no descartó incluso la posibilidad de recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI), que, aseguró, ha cambiado en cuanto a sus políticas hacia los países que lo requieren. “Han entendido que si una economía no prospera y tiene inestabilidad no paga deudas”, sostuvo.

“Un ajuste completo y ‘omnicomprensivo’ de la macroeconomía no sería contractivo sino expansivo”, aseguró el economista, tras resaltar la capacidad de respuesta de Venezuela “en relativo poco tiempo.

Antes de la caída petrolera

Ángel Alvarado, por su parte, se encargó de desmontar el mito de que la caída de los precios del petróleo es causante de la crisis. “La causa real fue la voracidad fiscal del gobierno. Entre 2011 y 2012 hubo un crecimiento del precio petrolero e igualmente teníamos déficit”, aseveró el parlamentario.

También resaltó que 2013 fue el año en que el gobierno debió cambiar el modelo económico, pero que el presidente Nicolás Maduro no tuvo la voluntad de hacerlo. Agregó el parlamentario que una de las cosas que están presentes en dicho modelo que fracasó es el irrespeto a la propiedad privada.

“El gobierno dice que hicieron de la persona humana el centro de la acción económica, pero es falso. Ellos pusieron al Estado en dicho centro”, aseguró, tras recordar que Venezuela está en la posición 123 entre 129 países del Índice de Derechos de Propiedad del Instituto Fraser.

Los controles como trabas

Gustavo Rojas, de la Universidad George Washington, se refirió al factor político en la solución a la crisis económica. “Yo estoy convencido de que no hay cambio económico sin cambio político, pues el gobierno no ha mostrado voluntad de rectificar”, opinó.

También cuestionó parte de la labor del nuevo Parlamento, que a su juicio no dedicó suficiente tiempo al tema económico en estas dos semanas. Recordó igualmente que la razón del triunfo opositor en la Asamblea Nacional fue la insatisfacción en materia económica de los venezolanos. “Fue una canalización institucional del descontento. La gente usó el voto como mecanismo de protesta”, acotó, tras comentar que “en ninguna parte del mundo” es normal que haya un gobierno con dos tercios del Parlamento en contra.

Por último, Rojas subrayó que otras dos de las grandes trabas para reimpulsar la economía en Venezuela son el control de precios y el control de cambios, y que hay que definir quién va a implementar el control y cómo lo hará. “El gobierno necesita un equipo económico que genere credibilidad”, insistió.

 

Fuente: EL Nacional