Nacional
Ceofan ordena aplicar planes de reacción y patrullaje en unidades militares
Nacional

En el marco de esos planes, se les ordena a las REDI preparar unidades con capacidad para reaccionar inmediatamente ante cualquier alteración del orden público “o actos terroristas”

El Comando Estrátegico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofan) ordenó aplicar, en todas las unidades militares del país, planes de reacción y patrullaje desde el viernes 19 de enero.

En una comunicación confidencial del comandante del Ceofan, almirante en jefe Remigio Ceballos, a todas las Regiones de Defensa Integral (REDI) del país, se ordena estar preparados “ante posibles atentados contra personalidades y autoridades civiles y militares, ataques a instalaciones de las FAN, sustracción de armamento, sabotaje a instalaciones militares públicas y de servicios públicos, cortes de fibra óptica”.

La orden, que fue redactada por el segundo comandante del Ceofan mayor general José Ornelas, especifica que de presentarse estos hechos se procederá a la activación inmediata del Plan Zamora y Guacaipuro.

En el marco de esos planes, se les ordena a las REDI preparar unidades con capacidad para reaccionar inmediatamente ante cualquier alteración del orden público “o actos terroristas”. Para ello, también se activarán las Zonas de Defensa Integral (ZODI) “si es necesario actuar a nivel nacional”.

También se ordena evitar el cierre de vías, calles; además de mantener “una unidad de reacción dentro de los fuertes militares”.

Una de las cosas que deja al descubierto la orden son las fallas de seguridad en los depósitos de armas de los cuarteles y unidades militares, pues se les ordena en el punto 5 que se activen “sistema de circuito cerrado, cámaras de seguridad, etc, para mantener vigilancia y control las 24 horas al día”.  Además, se prevé patrullaje dentro de los cuarteles. .

En los últimos puntos del comunicado a todas las REDI, se emplaza al “máximo respeto a los derechos humnaos, actuar de acuerdo a la legislación vigente”, y el uso máximo de medidas de control y comunicanción “para garantizar la efectividad de las operaciones, evitar fraticidios e incidentes”.

En abril de 2017, el mandatario Nicolás Maduro ordenó la activación del Plan Zamora durante las manifestaciones antigubernamentales que se sucedieron hasta julio de ese año, y dejaron cientos de muertos, miles de detenidos y cientos de denuncias de torturas.

Varias ONG denunciaron que dicho Plan solo otorgó poder a las fuerzas militares en control de las protestas, permitió el uso de fuerza letal para reprimir manifestantes, además del allanamiento ilegal de viviendas, traslado de juicios a jurisdicción militar y el uso de civiles armados en labores de restablecimiento del orden público.