Nacional
Cierre de frontera Colombia-Venezuela: ¿Globo de ensayo?
Nacional

Los puntos móviles y alcabalas de los cuerpos de seguridad se diseminaron por las principales calles de San Antonio. A cada ciudadano le piden su identificación, para verificar que se encuentre de manera legal en el país. Carros y motocicletas también son requisados por los uniformados. Los puentes internacionales están cerrados “hasta nuevo aviso”.

 

Por: Sugey Díaz / La Verdad

 

Mas de dos mil efectivos de la FANB se encuentran acantonados en la frontera que hoy cumple cuatro días cerrada. Según informó el gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, desde el inicio de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP), han sido deportados 185 ciudadanos colombianos.

 

José Morantes Torres, General de División, informó sobre la ubicación de un sector conocido como La Invasión, donde habitan un mil 900 familias “de las que 90 por ciento son de origen colombiano establecidos para ejercer sus acciones delictivas”. Apenas fue inspeccionada la primera etapa de la zona. Incautaron armas de fuego y municiones, y clausurado un prostíbulo que funcionaba en la zona de forma ilegal.

 

Vielma Mora además se reunió ayer, en el destacamento fronterizo número 212 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), con los alcaldes de los cinco municipios donde se declaró el estado de excepción por 60 días, para explicar el alcance de la medida dictada por el presidente Nicolás Maduro. Garantizó el suministro de combustible y alimentos para los habitantes del eje fronterizo.

 

Llamado a los empresarios

Ya se cumplieron cuatro días de cierre de la frontera, pero también cuatro días de paralización en la mayoría del comercio en San Antonio del Táchira. El gobernador y jefe de la Zona Especial Fronteriza aseguró que “no existe toque de queda, ni existe suspensión de garantías”, por lo que pidió a los representantes del comercio abrir sus negocios.

 

“Sabemos que hay muchos alimentos en los diferentes supermercados de la zona. Pedimos que abran para que vendan esos productos”, escribió el mandatario regional en su cuenta de Twitter.

 

El balance preliminar de las autoridades, durante el primer día del estado de excepción declarado en cinco municipios fronterizos en Táchira, arrojó como resultado la recuperación de cinco mil cauchos que presuntamente se encontraban escondidos en dos negocios para ser llevados de contrabando a Colombia, así como 11 toneladas de productos de primera necesidad.

 

Daniel Aguilar, presidente de Fedecámaras-Táchira, afirmó que el cierre de la frontera colombo-venezolana genera pérdidas para todo el sector industrial que vive en San Antonio del Táchira y Ureña.