Nacional
Cinco razones por las que EE UU no sanciona al petróleo venezolano
Nacional

Parte 1. Aunque el asunto ha estado sobre el escritorio de altas autoridades del gobierno desde hace un mes, nada se decide aun

Desde comienzos de julio pasado, la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció nuevas sanciones en el asunto de la crisis política venezolana. Altos voceros del gobierno de EE UU explicaron entonces que el tema petrolero de limitación de importaciones estaría en la mesa de discusión y, con la misma, advirtieron, que ello podría acarrear perjuicios también para el propio país sancionador.

En ese debate abierto, participaron los fabricantes estadounidenses de combustible y petroquímica (por sus siglas del inglés AFPM), quienes el 6 de julio discutieron sobre una carta a Trump señalaron que “apoya el objetivo de la Administración de traer estabilidad a Venezuela”, pero le instaban a “considerar cuidadosamente el impacto que las sanciones sectoriales tendrán en las empresas y consumidores de EE UU…”

Estas son en síntesis las razones expuestas:

  1. Refinería en EE UU importaron en los últimos 12 meses ¾ de millón de barriles diarios de crudo pesado de Venezuela. Estas refinerías han hecho grandes inversiones expresamente para poder procesar el crudo pesado de Venezuela.
  2. “Las sanciones sectoriales desestabilizarán los mercados de crudo…” Las empresas de EE UU que procesan crudos venezolanos deberán entonces asegurarse un suministro alternativo menos óptimo.
  3. “Los refinadores (de EE UU) no disponen de fuentes alternativas adecuadas de suministro…” Esas fuentes son Canadá (50%), México (12%) y Colombia (8%), pero se señala que sería más caro, y en el corto plazo escaso.
  4. “Los precios más altos el crudo probablemente resultarán en precios más altos al consumidor…”… “Se hará a las empresas estadounidenses menos competitivas en el mercado global de productos refinados”.
  5. Las refinerías de EE UU exportan de 50 mil a 75 mil barriles diarios de gasolina y gasóleo a Venezuela y las sanciones obligarán a las empresas a encontrar salidas menos económicas. Para Venezuela este déficit podría ser fácilmente compensado por el mercado de la costa atlántica.

 

Por esto, hay razones de economía interna de los Estados Unidos que tienden a detener la aplicación de limitaciones al negocio petrolero venezolano.

Texto completo de la misiva enviada el 27 de julio al presidente Trump por parte de los fabricantes de combustible de EEE UU

Carlos Subero

Notiminuto