Nacional
Claudio Fermín: “Postulamos candidatos en 16 estados en rechazo a cogollos”
Nacional

Claudio Fermín se autodenomina promotor de un gran número de venezolanos que no se siente representado, según dice, ni por el Gobierno ni por la oposición porque “hay gente de ambos sectores que cabalga sobre el mismo lomo del autoritarismo. De allí que anuncia la postulación de candidatos, elegidos en consultas, en 16 estados del país”.

-¿Podrías explicar tus razones para crear una tercera opción?

-En los últimos años el ejercicio de la política ha sido una de las pocas actividades que aún bullen en el país y ese movimiento no ha estado solo en manos de políticos profesionales porque el deterioro de la economía, la conflictividad social y los reclamos de cambio han generado modelos de organización política regional. Solo que esas manifestaciones de voluntarios y activistas se diluyen porque las decisiones no son tomadas por ellos sino por elites.

-¿Te refieres al Gobierno o a la oposición?

-Me refiero a ambas colectividades y esto ha creado una situación de desamparo social porque los abanderados de esas causas han abandonado las bases para domiciliarse en los cogollos, porque es allí donde legitiman su status.

-La conformación de las planchas, por parte de la oposición, partió de una consulta popular.

-De 87 circuitos existentes los partidos de la MUD hicieron consultas en 31. El resto, es decir, 57, se convinieron mediante el eufemismo del consenso, es decir, de arreglos privados. Además, de esos 57 circuitos se reservaron las 24 listas de las entidades federales. En el PSUV ocurrió lo mismo y las consultas se hicieron de manera indirecta a través de las UBCH, previamente designadas a dedo. Así, la representación popular perdió su voz.

-¿No son legítimos esos candidatos?

-Una autocrítica franca de estos sectores debería llevarles a rectificar y muchas de las frustraciones y conflictos generados por este método del “arreglo” debe darle paso, el año próximo, a una elección de gobernadores y de diputados regionales surgidos de la consulta popular. Si queremos construir una democracia, tan enclenque en Venezuela, no solo por la arbitrariedad del Gobierno sino también por el autoritarismo de los partidos, los poderes públicos deben conformarse por delegación de los ciudadanos. De allá la necesidad de modificar el artículo 67 de la Constitución según el cual las directivas de los partidos y sus candidatos serán producto de una consulta. Se trata de un redacción vaga que no promueve la participación cuando ya deberíamos saber que la democracia no la impulsa solo cambiando a este Gobierno arbitrario.

-¿No es ese un paso importante?

-Ese es un reclamo inevitable que se debe enfrentar porque este modelo impide el ejercicio democrático, pero también hay que buscar un nuevo centro de gravedad de la política, colocando el acento en los ciudadanos. Requerimos dirigentes y organizaciones que convivan con las bases y generen escenarios para el debate. Es hora de impulsar nuevos modelos de organización porque con el autoritarismo anclado en los partidos corremos el riesgo de que siquiera un cambio de Gobierno garantice el camino hacia la democracia.

-¿Quieres decir que la gente está siendo engañada por la oposición ofreciendo un cambio que, de acuerdo a la manera en que hace política, no es democrático?

-Yo formo parte de una comunión de reclamos y aspiraciones de todos los rincones del país y hemos postulado candidatos en 16 estados (la MUD postuló por consulta popular en 11) e invito a elegir a los líderes de las regiones. Se trata de rechazar a los paracaidistas y a aquellos que por tener el mandato de una elite pretenden colonizar las regiones. Hay que elegir verdaderos líderes, producto de consultas. En ese sentido el votante debe hacer un esfuerzo para no caer en el mensaje polarizante y maniqueo de “buenos y malos”. La nueva Asamblea debe discutir las reformas para perfeccionar el sistema de elección y así los nuevos líderes puedan zafarse del manejo autoritario porque estamos ante un gobierno que instruye al TSJ para crear conflicto en los partidos.

-¿Pero esas postulaciones dividen a la oposición y benefician al Gobierno.

-La gente del PSUV cree que la única forma de expresar su apoyo a las ideas de Chávez es votando por ese partido. Pero la gente de Marea Socialista no piensa así. La a MUD sostiene que el único camino viable es el de votar por sus candidatos, pero un 60% del país lo considera otro modo de autoritarismo que impide la participación popular. Por eso los meses de campaña que faltan deben servir para que el país abra los ojos y deposite su confianza en gente que abra caminos a la democracia. ¿Te imaginas un Parlamento conformado con gente controlada por los cogollos?

-Si se divide la MUD gana el Gobierno y sigue igual.

-Dividir es sustraer una parte del todo. Cuando tomas una mandarina y le quitas un gajo estás dividiendo. Pero es un acto de vanidad y de falsificación del análisis hacerle creer al país que un porcentaje altísimo de abstencionistas declarados e indecisos son votantes cautivos. También lo es plantear que no habrá abstención y de que esa masa representa un voto cautivo por la MUD.

-¿No hay una diferencia de veinte puntos a favor de la oposición en este momento?

-Sí. Las mediciones de opinión miden bien el descontento . Más del 80% repudiamos la manera cómo se conduce al país. Pero suponer que ese 80% va a votar es una falacia. Peor aun es sostener que la mayoría votará por lo que se hace llamar oposición oficial.

Con Información de: El Universal- Roberto Giusti