Nacional
Comparecencia del presidente en la AN implica reconocimiento mutuo de los poderes
Nacional

La directora del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos, Francine Jacome, y el investigador del Centro de Estudios Políticos de la UCAB Juan Manuel Trak sostuvieron que la comparecencia del presidente, Nicolás Maduro, ante la Asamblea Nacional en los lapsos y términos previstos en la Constitución podría contribuir a devolverle la institucionalidad al Poder Legislativo.

“Además de ser una obligación del presidente de la República, la comparecencia implica el reconocimiento de la nueva situación en el parlamento. Es incluso relevante que el presidente vaya dentro del lapso que marca la Constitución”, dijo Jacome.

Juan Manuel Trak también consideró importante el apego a los lapsos: “Esto deja ver lo mal llevada que estuvo la Asamblea Nacional por el anterior presidente, Diosdado Cabello, quien no le exigía al Ejecutivo el cumplimiento de la ley. Eso habla de la subordinación de la AN al Ejecutivo en el período anterior. El país espera que la nueva AN ejerza más control sobre el Ejecutivo”.

Como se recordará, el año pasado el presidente planificó una gira internacional para esta fecha e incumplió con lo que dicta la Constitución, al consignar su informe el 21 de enero; y en 2013 el presidente reelecto Hugo Chávez fue exonerado por el TSJ y la AN de cumplir con este mandato por encontrarse convaleciente.

A juicio de Jacome, el madurismo está “cuidando más las formas”. No obstante, opinó que la publicación del decreto de emergencia económica el mismo día de su visita al Parlamento permite poner en duda la honestidad de los llamados al diálogo en los próximos meses.

“El objetivo era que la noticia central fuera el decreto y no la comparecencia en la AN. Creo que hubiese sido una oportunidad para abrir un espacio de negociación y rectificación, pero el hecho de publicar el decreto antes de ir a la AN para cambiar el foco de la noticia permite ver que a corto plazo el gobierno no apunta a una estrategia de diálogo”, indicó Jacome.

Trak coincidió en que la formalidad de la visita implicó el reconocimiento de la legitimidad de la Asamblea electa por el voto popular: “Todo lo que vimos en los días previos, las impugnaciones, la solicitud de omisión, la declaratoria de desacato, apuntaba al desconocimiento de la Asamblea Nacional. Entonces esta comparecencia implica el reconocimiento de la institución. El hecho concreto es que el presidente fue a un foro presidido por la oposición y desde ahí habló al país”.

Poderes a prueba. Helen Patricia Puertas, columnista de Aporrea.org, publicó ayer en el portal un artículo titulado “Rendición de memoria y cuenta para la memoria histórica de Venezuela”. En el mismo, Puertas destaca tres elementos: “El reconocimiento de la Constitución por parte de la bancada opositora, el respeto al presidente constitucional, y éste ratificó el respeto a la mayoría parlamentaria de la oposición que circunstancialmente predomina en la Asamblea Nacional”.

En opinión de Puertas, el poder político nacional está a prueba: “La situación actual requiere de un sentido equilibrado para interpretar la realidad y buscar la solución a los problemas más graves del país, entre otros, la situación económica y la inseguridad. La situación nacional implora por un sentido amplio, humilde y sensato de ejercer el poder, siempre con respeto al orden y al Estado de Derecho”.

Sostiene la columnista de Aporrea que el tono general en que se produjo la sesión especial del viernes debe servir de ejemplo a políticos, funcionarios, sociedad organizada y ciudadanos: “Hacer un ejercicio profundo de tolerancia no significa renunciar ideológicamente a los propósitos políticos inherentes a la revolución”.

 

Fuente: Maru Morales – El Nacional