Nacional
Concluye motín en El Rodeo II que dejó dos muertos y mantenía rehenes
Nacional

El motín que se inició el pasado viernes en la prisión venezolana El Rodeo II, al este de Caracas, y que dejó a dos internos muertos, concluyó hoy con la liberación de los dos últimos rehenes, informó la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela.

“Informo: al mediodía resolvimos totalmente situación de Rodeo 2 estamos limpiando la torre. Para el lunes rueda de prensa invito a los medios”, informó la funcionaria venezolana a través de la red social Twitter.

El motín se inició el pasado viernes 17 cuando los internos tomaron como rehenes a ocho trabajadores del penal, dos de ellos custodios del centro penitenciario, según dijo a Efe el director de la ONG “Una ventana a la libertad”, Carlos Nieto.

El alzamiento de los prisioneros se motivo, señaló Nieto, en protesta por la falta de comida y los maltratos que recibían por parte de los funcionarios encargados de la custodia de los internos.

El directivo aseguró que en la revuelta fallecieron dos de los internos.

Uno de los fallecidos fue el reo Fhain González, de quien se desconoce su edad, y que murió el sábado a causa de un disparo “que vino de afuera del penal” mientras “intentaba colocar una pancarta en el techo” de la penitenciaria, según Nieto.

El otro es Daniel Alberto Álvarez que, aseguró el representante de la ONG, “falleció el domingo por asfixia debido a las bombas lacrimógenas que lanzaron los miembros de la fuerza pública” al interior del penal en un intento por recobrar el control del recinto.

El Ministerio de Servicios Penitenciarios no ha ofrecido, hasta el momento, detalles de la muerte de las víctimas.

Eventos similares se han registrado en distintos centros de reclusión del país motivados principalmente por el hacinamiento de los internos, según la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Datos del OVP, disponibles en su informe de 2014, indican que el hacinamiento en los centros de reclusión del país suramericano era, para ese momento, del 170 por ciento, ya que para entonces la población interna era de 51.256 presos y las instituciones tienen una capacidad máxima para albergar a solo 19.000 internos.

El 19 de octubre de 2012 el Gobierno de Venezuela decretó una emergencia “en materia de infraestructura carcelaria” para la recuperación o construcción de nuevas prisiones, después de que el primer trimestre de ese año terminase con 304 presos muertos a causa de diferentes motines y enfrentamientos violentos en las cárceles.

Sin embargo, el OVP informó a principios de este año que durante 2014 murieron 309 reclusos y 179 resultaron heridos en las diferentes instituciones de reclusión del país. EFE