Nacional
Consejo Moral Republicano: Constituyente es pertinente para esta coyuntura
Nacional

Tarek William Saab hizo un llamado “a la defensa de la soberanía nacional, a la independencia, a la no injerencia en los asuntos internos del país, a la tolerancia y al respeto entre iguales”.
Caracas.- El presidente del Consejo Moral Republicano y titular de la Defensoría del Pueblo, Tarek William Saab, manifestó este lunes que la Constitución, al ser “un instrumento para el bienestar y el desarrollo del colectivo”, puede “modernizarse y adaptarse”.

En un comunicado que leyó ante los medios de comunicación, en su carácter de presidente del Consejo Moral Republicano, expuso al país en siete puntos, las conclusiones a las que llegaron luego de que ese cuerpo colegiado se reuniera.
Acompañado por el contralor general de la República, Manuel Galindo, y en ausencia de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, quien pertenece a ese Consejo pero que manifestó en días pasados su desacuerdo con el llamado presidencial a una Constituyente, Tarek William Saab, aseguró que la deliberación de hoy concluyó que la convocatoria “resulta pertinente, pues implica la convocatoria al debate propositivo y porque conduce a una salida electoral a esta coyuntura histórica que vivimos”.
“Consideramos que la actual convocatoria es una oportunidad única que debe adelantarse con la consulta a todos los sectores de la sociedad sin ningún tipo de discriminación y que debe, en su conformación, reflejar la diversidad de nuestra nación y asegurar la participación activa del país, tanto en sus debates como en sus resultados. Para ello las bases comiciales deben permitir que toda la población venezolana se vea fielmente representada en ella”, expresa el comunicado.
En el escrito se hace un llamado “a la defensa de la soberanía nacional, a la independencia, a la no injerencia en los asuntos internos del país, a la tolerancia y al respeto entre iguales”.
Comunicado completo:

Luego de la respectiva deliberación respecto al decreto número 20830 por miedo del cual el Presidente llamó a una Asamblea Nacional Constituyente, el Consejo Moral Republicano reafirma que el único camino para la vida en sociedad es el diálogo y la paz, que la violencia y el enfrentamiento no deben ser el camino para dirimir las diferencias, que nuestra Carta Magna es un instrumento para el bienestar y el desarrollo del colectivo por tal motivo puede modernizarse y adaptarse fortaleciendo el espíritu democrático participativo e incluyente:
Es innegable que la República atraviesa por una coyuntura excepcional, también es innegable que la salida a esta situación se encuentra en la paz y el reencuentro entre las venezolanas y venezolanos que deseamos lo mejor para la patria. La violencia y el enfrentamiento no pueden ser los mecanismos para atender a esta situación pues solo generan dolor y desencuentro.

La convocatoria a una constituyente garantiza la participación de todos los sectores de la sociedad, toda vez que se trata de una solución constitucional a la crisis que vivimos, pues su convocatoria por el Presidente se encuentra prevista en el artículo 348 de la Carta Magna. Pero además resulta pertinente pues implica la convocatoria el debate propositivo y porque conduce a una salida electoral a esta coyuntura histórica que vivimos.

Nuestra Carta Magna fue diseñada como instrumento para el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz y la promoción de la prosperidad y el bienestar del pueblo. Como carta común a los venezolanos también fue diseñada para modernizarse a nuevos tiempos como los actuales.
Por ello, en su articulado se encuentran previstos los mecanismos para su enmienda, su reforma e incluso para su total transformación. Debemos recordar que estos mecanismos ya fueron utilizados por el presidente Hugo Chávez en dos ocasiones. La primera: en la propuesta de la reforma constitucional del año 2007; y la segunda en la enmienda constitucional realizada en el año 2009, aprobada vía referendo.
Consideramos que la actual convocatoria es una oportunidad única que debe adelantarse con la consulta a todos los sectores de la sociedad sin ningún tipo de discriminación y que debe, en su conformación, reflejar la diversidad de nuestra nación y asegurar la participación activa del país, tanto en sus debates como en sus resultados. Para ello las bases comiciales deben permitir que toda la población venezolana se vea fielmente representada en ella.

La constituyente debe tener como norte el diálogo, el entendimiento y la convivencia nacional que son las bases del desarrollo democrático y la plena vigencia de los derechos humanos, por lo que este debe ser un espacio que garantice la paz de la República en los años por venir.
Finalmente hacemos un llamado a la defensa de la soberanía nacional, a la independencia, a la no injerencia en los asuntos internos del país, a la tolerancia y al respeto entre iguales. Reiteramos que el debate pacífico de las ideas es la vía para solventar nuestras diferencias. Este precitado mecanismo constitucional con la activa participación de todos es una gran oportunidad que no debe ser desaprovechada por ningún sector del país en aras de avanzar hacia el futuro de inclusión y prosperidad que todos deseamos.

Victo La Cruz/El Universal