Nacional
Contraloría constató desvío de fondos en plan Barrio Nuevo Barrio Tricolor
Nacional

Ausencia de documentos que justifiquen los gastos realizados, compra de bienes a dedo y el uso de millones de bolívares en obras que “no guardan relación directa” con lo previsto en el presupuesto. Estas son algunas de las irregularidades que la Contraloría General de la República detectó al auditar el proyecto de “Rehabilitación de viviendas:  Plan Barrio Nuevo Barrio Tricolor” que ejecutó el Ministerio de Transporte Terrestre en 2012.

 

Por: Juan Francisco Alonso.

 

La información figura en el informe de gestión correspondiente a 2014 que el contralor Manuel Galindo entregó este mes a la Asamblea Nacional.

 

Al verificar el destino dado a los 66,7 millones de bolívares previstos para reparar y adecuar viviendas ubicadas en las zonas populares los funcionarios del organismo encargado de velar por el buen uso de los fondos públicos se encontraron con que no está claro el fin último de 17,1 millones de bolívares, lo cual equivale al 25,61% del total, pues “el Ministerio no presentó comprobantes justificativos”.

 

Sin embargo, los restantes 49,6 millones de bolívares no corrieron con mejor suerte, por cuanto la Contraloría, en su informe, denunció que “se determinó que buena parte de estos (gastos) no guardan relación directa con el objeto de la referida acción (la rehabilitación de viviendas)”.
Acto seguido precisó: 5,6 millones de bolívares fueron destinados a “cubrir valor de la prima de seguros de automóviles del referido Ministerio”, mientras que 219 mil más se emplearon en la compra de alimentos y bebidas para la inauguración del sistema de transporte BusCaracas, el cual se demoró casi seis años en terminarse.

 

Por último, la Contraloría verificó que 43,4 millones de bolívares fueron usados para pagar el personal que ejecutó las obras. Empero reveló que esos trabajadores no realizaron trabajos en casas, sino “mejoras a los sistemas de drenajes, cunetas, muros, alcantarillas, entre otros; desmalezamiento de áreas de esparcimiento; y mantenimiento de arterias viales y troncales” y apuntó: ” Cabe señalar que algunos de estos trabajos se realizaron en la Autopista Regional del Centro”.

 

El despacho de Galindo también auditó el proyecto de “Articulación social” del Ministerio de Transporte Terrestre y detectó que en 2014 ese organismo realizó 13 compras de alimentos y bebidas, por un monto de casi dos millones de bolívares, las cuales no fueron realizadas por concurso abierto (licitación), pese a que el monto así lo requería según la Ley de Contrataciones Públicas.

 

Transbarca, puro desorden

 

La Contraloría también le puso la lupa al sistema de transporte de Barquisimeto (Transbarca); y tras aseverar que éste dejó a la capital larense llena de “obras inconclusas e inoperativas”, en referencia al inexistente terminal de pasajeros, achacó la situación a “la falta de planificación en la ejecución de la obra” impulsada desde la Gobernación de Lara.

 

Por último el organismo, en su informe al Parlamento, denunció que la empresa creada para construir y gestionar el sistema tiene una deuda que es 2.571 veces superior a su capital, que le aceptó a las empresas contratistas garantías insuficientes; y por ello instó a sus actuales administradores a “ejercer las acciones para recuperar los anticipos no amortizados por el Consorcio contratista”.

 

El Universal