Nacional
Criminólogo Mármol García afirma que “El Picure” no era un paramilitar
Nacional

Por Nelson Zambrano / El pitazo

José Antonio Tovar Colina, alias “El Picure”, fue, hasta el 3 de mayo, uno de los delincuentes más buscados en Venezuela por liderar una mega banda delictiva que controla el secuestro, la extorsión y el robo de vehículos en los estados Guárico, Aragua, Carabobo y Miranda.

Horas después de haber sido abatido en un enfrentamiento con comisiones de los cuerpos de seguridad del Estado, el gobernador de Guárico, Ramón Rodríguez Chacín, expresó en un contacto telefónico con Venezolana de Televisión, que la banda que “se encuentra en proceso de desarticulación”, estaba muy vinculada al paramilitarismo porque utilizaban armas largas, sofisticadas, explosivos y porque estos grupos imponen resistencia y atacan a las autoridades.

A pesar de los argumentos que utilizó el gobernador de Guárico, la banda de “El Picure” no pertenece al paramilitarismo, según explicó a El Pitazo el abogado criminalista Fermín Mármol García. La fuerza paramilitar, está compuesta por personas armadas y se estructuran bajo un entrenamiento y disciplina militar. Su accionar es parecido al del Ejército; sin embargo, no están regidos, ni sometidos bajo el poder del Estado.

Aunque las bandas y mega bandas criminales que intervienen en Venezuela tienen una estructura operacional y unos elementos de guerra que se asemejan con el mundo militar, Mármol hace énfasis en que no se pueden confundir los conceptos pues, todo aquel movimiento criminal que levante una bandera progobierno y se identifique con una corriente ideológica, pertenece a la fuerza paramilitar, si no cumple con los perfiles, estas organizaciones solamente conforman la delincuencia organizada que, según Mármol, se extiende a unas 10 peligrosas bandas criminales.

“Los únicos paramilitares que existen en el país, de corte venezolano, son los colectivos armados y violentos (Tupamaro) y el Frente Bolivariano de Liberación (FBL) y dos, de corte colombiano, como las Farc y el ELN, que hacen vida en Venezuela”, aseguró.

Para el Gobierno, según Mármol, paramilitar es sinónimo de Colombia, de Uribe y de la derecha venezolana. “Eso es falso. “El Picure” era un delincuente común que se organizó, se estructuró y se alimentó de la impunidad y pudo constituir la primera mega banda criminal de Venezuela. Él es el producto de una sociedad venezolana fallida y de un estado que no pudo contenerlo cuando cometió el primer homicidio, el primer secuestro, la primera extorsión o cuando traficó el primer kilo de cocaína”, dijo.

Vinculaciones

Rodríguez Chacín aprovechó el contacto para informar que han “encontrado vinculación de estas bandas con grupos de la extrema derecha”. Acusó a organizaciones políticas como Voluntad Popular y Acción Democrática de mantener nexos con estas bandas delictivas. Sin embargo, no presentó ninguna prueba que sustente sus afirmaciones.

Lo que sí se conoce es la presunta vinculación que mantuvo el exsecretario de Seguridad Ciudadana de Guárico, Richard James de Sancho, con “El Picure”, luego de una información difundida por el periodista Eligio Rojas, en el diario Últimas Noticias, donde acusaba al también exjefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Guárico, de “datero” del delincuente, pues un supuesto estudio de las llamadas telefónicas reveló que el general James informó a “El Picure” sobre un operativo que se realizó el 26 de septiembre de 2015, refiere la información.

Rodríguez Chacín también aseguró que hay un expediente abierto contra el alcalde del municipio Chaguaramas, Yovanni Salazar. “Se dice que le vendió armas (a “El Picure) y eso es un expediente que está en la Fiscalía General de la República con pruebas”, dijo. Sin embargo, El Tubazo Digital se comunicó con el abogado del alcalde, Ángel Manuitt, quien desmintió las declaraciones del gobernador y manifestó que no hay ninguna acusación ni expediente en contra de Salazar.

Ante las declaraciones del mandatario regional, el abogado criminalista confesó que no comparte las palabras del gobernador e hizo énfasis en que quienes debieron opinar e informar sobre el deceso del líder y pionero de la organización criminal, debió haber sido el presidente de la República, Nicolás Maduro, el Ministro de Interior y Justicia, Gustavo González López, o la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, “no Rodríguez Chacín. Menos hacer hipótesis apriorísticas del mundo de la investigación criminal porque es inconveniente”, indicó.