Nacional
CRONOLOGÍA | El diálogo sin fruto entre la oposición y el Gobierno
Nacional

Este miércoles se abre la posibilidad de una nuevo debate entre ambas fuerzas políticas, esta vez, República Dominicana y Europa fungen como mediadores

Wanda López Agostini | Distrito Capital | El Pitazo

Caracas.- El diálogo entre representantes de la oposición y el Gobierno de Nicolás Maduro ha estado lleno de puntos de giro. Desde el primer intento de debate ocurrido en febrero de 2014 hasta la fecha, han fallecido más de 120 venezolanos en medio de protestas antigubernamentales, en las que se ha exigido la liberación de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario, la reducción de la inseguridad, y la aplicación de políticas públicas, sociales y económicas que permitan que Venezuela salga de la crisis que actualmente enfrenta.

A continuación una cronología de los encuentros registrados entre ambas fuerzas políticas:

Reunidos en Dominicana

Este miércoles se dio a conocer que Julio Borges, Eudoro González, Luis Florido, Timoteo Zambrano, y el experto en negociación Gustavo Velásquez, forman parte de la delegación de representantes de la MUD que se reuniría con los mediadores de República Dominicana y Europa.

Mientras que la delegación oficialista está conformada por los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, y el exembajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton.

¿Nuevo acercamiento?

Este martes 12 de septiembre de 2017, el canciller francés aseveró que representantes del Gobierno y de la oposición venezolana sostendrían un encuentro el miércoles 13 de septiembre en República Dominicana, que estaría auspiciada por el presidente de ese país, Danilo Medina. Horas más tarde, el dirigente opositor Tomás Guanipa negó la posibilidad de reanudar el diálogo entre ambos sectores, además, indicó que la MUD no se había pronunciado al respecto.

La coalición opositora publicó un comunicado oficial en horas de la noche, en el que aseguraban las condiciones para que se concretara el diálogo. Restablecimiento del voto, liberación de presos políticos, levantamiento de inhabilitaciones, respeto a la independencia de los poderes (como es el caso de la Asamblea Nacional) y la atención inmediata a la emergencia económica y social, fueron los petitorios realizado por la Unidad.

Luz amarilla al diálogo

No fue hasta octubre de 2016 que la oposición y el Gobierno accedieron a reunirse de nuevo. El encuentro fue pautado para el 30 de ese mes, contaron con la presencia de Emil Paul Tscherrig, el enviado del Vaticano. Ese día, se suspendió la movilización a Miraflores a pedir la renuncia de Maduro, además, se logró la liberación de cinco presos políticos.

En noviembre, por petición de la oposición, se instalaron mesas de trabajo: La primera buscaba la paz, respeto al Estado de derecho y a la soberanía nacional, coordinada por el expresidente, Rodríguez Zapatero. La segunda, se enfocaba en la verdad, justicia, derechos humanos, reparación de víctimas y reconciliación, coordinada por el enviado de El Vaticano. La tercera se fundamentaba en el tema económico-social, y estaba coordinada por el expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández y finalmente, la cuarta, estaba dirigida hacia la generación de confianza y cronograma electoral, a cargo del expresidente de Panamá, Martín Torrijos.

Pese a todo lo conversado, no se obtuvo resultados. Finalmente, El Vaticano afirmó que el Gobierno no había cumplido con todo lo acordado.

Un posible encuentro

En el año 2016 se vislumbró la posibilidad de un nuevo encuentro entre ambas partes. Para el mes de marzo, la Unidad participó en una primera reunión exploratoria celebrada en República Dominicana. La Unasur y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijo (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), fungieron de mediadores en esta oportunidad. En julio, el secretario de la Unsaur, Ernesto Samper, indicó que ambas facciones aceptaron la incorporación de El Vaticano en el proceso de diálogo.

 

El diálogo no va

En octubre de 2015, la dirigencia opositora rechazó nuevamente la propuesta de diálogo. El 6 de diciembre del mismo año se realizaron las elecciones parlamentarias, la derecha resultó vencedora, ocupando la mayoría de los curules del Parlamento venezolano. De acuerdo a los resultados, el mandatario nacional exhortó a la oposición a formal parte de un diálogo, sus adversarios, rechazaron la petición.

Diálogo suspendido

En mayo, la oposición se levantó de la mesa de diálogo y se negó a formar parte de la Comisión de la Verdad propuesta por el presidente Maduro. Ramón Guillermo Aveledo destacó que el debate “está congelado” tras el asesinato de más de 30 jóvenes durante las protestas opositoras. Esta vez, la oposición exhortó al Gobierno a liberar a los estudiantes detenidos, a otorgarle una medida humanitaria a Simonovis y a darle la libertad a Leopoldo López. A finales de mes, Maduro convocó nuevamente al diálogo y designó al diputado Diosdado Cabello para crear una comisión que condujera al logro de la paz en el país.

El segundo y tercer encuentro

A diferencia del debate anterior, este segundo encuentro celebrado el 15 de abril, se produjo a puertas cerradas. En esta ocasión, el oficialista Jorge Arreaza manifestó que se había logrado un avance positivo, mientras que Ramón Guillermo Aveledo destacó que, se progresó en los “contenidos sustantivos”. El 24 de abril, ambas fuerzas políticas se reunieron nuevamente, igualmente a puerta cerrada. En esta oportunidad se habló sobre los involucrados y los afectados tras el golpe de Estado ocurrido en 2002 contra Hugo Chávez, además se anunció la junta médica para tratar al preso político Iván Simonovis.

La extensa reunión

El 10 de abril de 2014 se llegó a cabo el primer encuentro entre la oposición y el Gobierno. En esa oportunidad la oposición estuvo representada por Ramón Guillermo Aveledo, Henrique Capriles, Henri Falcón, Julio Borges, Henry Ramos Allup, Andrés Velásquez y Roberto Enríquez. Por su parte, la coalición oficialista estaba integrada por Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Rafael Ramírez, Aristóbulo Istúriz, José Pinto, José Vicente Rangel, Simón Calzadilla, entre otros. Entre los mediadores se encontraba un representante del Vaticano, además de los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, Brasil y Ecuador. El debate duró, aproximadamente, cinco horas, y fue transmitido en cadena de radio y televisión. Los dirigentes expresaron sus inquietudes en los ámbitos políticos, económicos y sociales. Fue la primera vez, en muchos años, que la oposición volvía al Palacio de Miraflores.

En esa oportunidad, la MUD dejó sus condiciones muy claras, entre ellas estaban: Ley de Amnistía, instauración de la Comisión de la Verdad Independiente, compromiso para la renovación de los Poderes Públicos y el desarme de grupos paramilitares (colectivos).

La oposición acepta debatir con el oficialismo

Para el mes de marzo, en medio del clima hostil que se vivía en Venezuela, la Unasur decide enviar una comisión de cancilleres al país, para que asesore al Gobierno de Maduro. Además, el Nuncio apostólico decidió unirse a la mesa de negociación y auspiciar el encuentro.

Comienzan las protestas contra el Gobierno de Maduro

Ese mismo mes, tras el asesinato de Bassil Da Costa y Robert Redman, ocurrido el 12 de febrero en medio de una manifestación opositora en celebración de Día de la Juventud, se empiezaron a generar una serie de protestas en todo el territorio nacional. Los líderes políticos Leopoldo López y María Corina Machado invitaron a la sociedad civil a mantenerse en las calles del país exigiendo sus derechos.

Maduro invita a la oposición a sentarse en la misma mesa

En febrero de 2014 el presidente de la República, Nicolás Maduro, invitó a la oposición venezolana a dialogar, con la intención de resolver los conflictos políticos que se habían generado tras las elecciones presidenciales del 2013, en las que Maduro resultó vencedor. En primer momento, los dirigentes opositores rechazaron la posibilidad de sentarse en la misma mesa con los oficialistas.