Nacional
Denuncia de violación aérea, nuevo capítulo de la crisis Colombia-Venezuela
Nacional

La segunda denuncia en dos días de violaciones del espacio aéreo colombiano por parte de aeronaves de Venezuela ahondó la crisis entre ambos países que comenzó hace casi un mes con el cierre de pasos de frontera ordenado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), general Carlos Bueno, denunció que el domingo en la noche se produjo una nueva incursión aérea en el selvático departamento de Vichada (este), donde un avión militar venezolano penetró diez kilómetros en el espacio aéreo colombiano.

El hecho fue detectado por la FAC a las 22.09 hora local (3.09 GMT del lunes) en la zona selvática entre La Venturosa y Nueva Antioquia, localidades remotas situadas muy cerca de la línea divisoria entre Vichada y el estado venezolano de Apure.

Según el comandante de la FAC, las autoridades venezolanas fueron alertadas por la defensa aérea de Colombia de que uno de sus aviones volaba muy cerca de la frontera, y pese a ello diez minutos después la aeronave ingresó en el espacio aéreo de este país, para posteriormente realizar “un viraje con rumbo 350 grados para salir del espacio nacional”, detalló el general Bueno.

Las autoridades venezolanas, al recibir la advertencia colombiana, argumentaron que “estaban ejerciendo control del espacio aéreo” ante la presencia de una “posible aeronave ilegal que estaba volando sobre el área”, añadió el oficial.

Este incidente se produjo un día después de que el Ministerio de Defensa de Colombia denunciara dos violaciones de su espacio aéreo más al norte, en el departamento caribeño de La Guajira, que colinda con el estado venezolano del Zulia.

En el caso de La Guajira, en el extremo norte de Colombia, los aviones venezolanos penetraron el sábado en la tarde 2,9 kilómetros en una primera incursión y 2,27 kilómetros en la segunda cuando llegaron a sobrevolar una base del Ejército en la región de La Flor, según denunció el Ministerio de Defensa.

Por esas violaciones del espacio aéreo, que según la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, son una “invención”, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia presentó hoy una nota de protesta a Caracas y refutó lo expresado por la ministra.

“La información fue verificada al revisar la información del radar de Riohacha, que forma parte del sistema de defensa aérea de la Fuerza Aérea de Colombia”, destacó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado sobre el incidente en La Guajira.

El general Bueno también negó implícitamente hoy la afirmación de la canciller Rodríguez al detallar la ruta que hicieron los dos aviones en La Guajira, cuyo paso fronterizo con el Zulia fue cerrado hace una semana por orden de Maduro con el argumento de la guerra contra el contrabando y supuestos paramilitares.

Esa frontera fue la segunda clausurada por Maduro, que el pasado 19 de agosto tomó la decisión de cerrar el paso entre Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, y San Cristóbal y Ureña, ambas en el estado venezolano de Táchira, decisión que fue seguida de la expulsión de más de 21.000 colombianos de ese país.

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, dijo hoy que el sábado aviones militares de su país sí hicieron una misión de de reconocimiento en la frontera noroccidental con Colombia pero negó que haya habido una violación del espacio aéreo.

“El día sábado ciertamente hubo un patrón de reconocimiento desde Castilletes por toda la frontera, precisamente reconociendo el terreno con aviones de la clase K-8”, sostuvo Padrino en declaraciones recogidas por la estatal VTV.

Los incidentes con aviones venezolanos han sido interpretados por dirigentes políticos colombianos como una “provocación” de parte del Gobierno venezolano.

Así lo manifestó la excandidata presidencial conservadora y exministra de Defensa Marta Lucía Ramírez, quien dijo hoy que el Gobierno colombiano debe mantener la prudencia ante el país vecino y acudir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Según Ramírez, lo que busca Maduro “es provocar una reacción del Gobierno de Colombia. Por esta razón el Gobierno Nacional debe actuar con cabeza fría, con total serenidad y no caer en la provocación”.

Fuente: EFE

Foto: El Tiempo