Nacional
Denuncian que pueblos indígenas son afectados por cierre de la frontera
Nacional

Pese a que el presidente Nicolás Maduro aseguró que en modo alguno los pueblos indígenas se verían afectados por su decisión de extender el cierre de la frontera con Colombia al Zulia, casi una semana después distintas organizaciones han reportado varios problemas que están afectado a las comunidades Wayúu y Añú asentadas en esas zonas de la Alta Guajira.

“Las personas pertenecientes a las etnias indígenas deben esperar más de cinco horas para transitar por el corredor humanitario instalado para que puedan movilizarse de un país a otro. Algunos deben pasar la frontera de Venezuela hacia Colombia y viceversa por compromisos laborares, escolares y hasta por problemas de salud, pero se les ha hecho muy difícil después del cierre de la frontera”, denunció Sailyn Fernández, periodista wayúu de Fe y Alegría y vocera del Comité de Derechos Humanos de la Guajira, según informó Amnistía Internacional en un comunicado.

La activista Indicó que el paso por el corredor humanitario no se está dando libremente, ya que las personas que necesiten movilizarse a través de él deben mostrar a los funcionarios de la Guardia Nacional la cédula de identidad, “a pesar de que es bien sabido que algunos integrantes de los pueblos indígenas nunca han contado con identificación legal de ninguno de los países”. Además de esto, también se les exige tener rasgos indígenas y comprobar que hablan la lengua de su etnia, lo cual demuestra cierto desconocimiento relacionado con la realidad de las comunidades indígenas de la zona cuya población en su mayoría, debido a la transculturización, ha perdido sus lenguas ancestrales.

Fernández apuntó que estos problemas están haciendo que no pocos indígenas opten por utilizar las “trochas” para intentar cruzar desde Colombia a Venezuela o viceversa, las cuales son peligrosas porque están bajo el control de grupos irregulares o delictivos.

Por si fuera poco, el cierre de frontera ha agudizado el desabastecimiento que hay en la zona, aseveró al abogada Lisseth Mogollón, miembro de la Comisión para los Derechos Humanos del Zulia, quien afirmó: “Los pobladores indígenas solo cuentan con un sistema de abastecimiento mensual de alimentos denominado “Mercal Casa por Casa”, el cual no siempre es suficiente”.

Para paliar la escasez las comunidades indígenas tienen la costumbre de intercambiar con sus hermanos, animales por comida. Sin embargo, esta tradición se ha visto comprometida después del cierre de la frontera, ya que la medida impide que los indígenas de Colombia puedan interactuar fácilmente con sus pares venezolanos.

“Esta situación viola la seguridad alimentaria de estas personas, problemática que es agravada aún más cuando se les impide movilizarse a otras zonas de la Guajira colombo-venezolana para realizar trueque con sus hermanos”, manifestó la abogado.

“Habrá respeto a la libertad del paso del pueblo wayúu estricto, esa es su tierra, llegaron ahí y viven ahí hace 8 mil años”, afirmó el presidente Maduro al anunciar el cierre de la frontera por Paraguachón.

La Constitución, en su artículo 119, establece: “El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida.”

FUENTE: EL UNIVERSAL