Nacional
Dos venezolanos piden la mediación del papa con huelga de hambre en Vaticano
Nacional

Dos concejales de la ciudad venezolana de San Cristóbal comenzaron hoy una huelga de hambre ante el Vaticano para pedir, entre otras cosas, la mediación del papa para que el Gobierno de Nicolás Maduro libere a los presos políticos.

Se trata de los concejales José Vicente García y Martín Paz, quienes empezaron este viernes esta huelga de hambre aprovechando que Maduro viajará también a Roma para reunirse con Francisco el domingo y participar, un día después, en una conferencia de la FAO.

Situados fuera de los límites vaticanos, los dos políticos venezolanos permanecen sentados en el suelo, provistos de unas mascarillas y rodeados de botellas del que será de ahora en adelante, según aseguraron a Efe, su único sustento: el agua.

Con la protesta quieren trasladar tres peticiones a la Santa Sede y al propio pontífice.

En primer lugar reclaman su mediación para que el Gobierno bolivariano ponga en libertad a los presos políticos.

“Hoy tenemos a Daniel Ceballos (alcalde de San Cristóbal) en una cárcel por más de trece días en huelga de hambre en una situación bastante crítica. El caso de Leopoldo López, todos los jóvenes venezolanos que están detenidos en condiciones bastante infrahumanas”, recordó García.

También piden su intercesión ante organismos internacionales como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos o la Corte Internacional de Derechos Humanos para que estos puedan acceder al país y conocer de primera mano su situación.

Por último, los dos concejales solicitan una audiencia con el papa para “que pueda escuchar de viva voz la situación de persecución, represión y vejación de las libertades enVenezuela“, apuntaron.

Martín Paz señaló que, más allá de estas tres peticiones a Bergoglio, otro objetivo fundamental de la huelga es que sus voces sean escuchadas internacionalmente.

“Hoy el Gobierno venezolano pretende hacer invisibles todas las huelgas de hambre que existen en nuestro país (…) Además el Gobierno no les da el apoyo ni la asistencia médica necesaria dentro de la cárcel para que esto pueda cambiar”, denunció el concejal.

En cuanto a la audiencia que Bergoglio y Maduro mantendrán previsiblemente el próximo domingo, Paz reclamó un encuentro similar para “poder contar las verdades” de la situación del país sudamericano.

“Queremos que (el papa) nos de una audiencia para poder contar las verdades de lo que sucede en el tema de Derechos Humanos en Venezuela. El domingo estamos seguros de que hablará de mentiras con el papa y nosotros queremos tener la oportunidad de que la verdad se sepa”, explicó.

Sobre el reconocimiento que la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura otorgará a Maduro por sus esfuerzos en la lucha contra el hambre, Martín Paz dijo no estar interesado en “los premios que se ganan a punta de pistola”.

Lamentó además que el pueblo venezolano “no tiene a quién reclamar” las situaciones que, según ellos, se suceden en el país, como “las largas colas para conseguir comida” o la imposibilidad de conseguir medicamentos “básicos en cualquier otra parte del mundo”.

Ambos subrayaron en la entrevista con Efe que esta no es una protesta contra el Vaticano y que ni siquiera lo es por una cuestión política, sino que se trata de una huelga “pacífica por un tema humanitario y por un tema de Derechos Humanos”.

Y aseguraron estar “dispuestos a aguantar el tiempo que sea necesario” hasta que el papa pueda interceder en la situación que atraviesa su país.

Paz dice afrontar esta huelga de hambre con “mucha dignidad, mucha gallardía, mucha valentía y, sobre todo, con mucha esperanza y entendiendo que hoy somos un instrumento de la lucha de todo un pueblo”.

“Somos la voz que en Venezuela no se puede alzar. En Venezuela quien alza la voz está preso, muerto, reprimido y perseguido. Nosotros venimos acá para hacer eco internacional de esa voz. Afrontamos esta huelga con mucha dignidad y con mucho cariño por nuestra gente”, concluyó.

Fuente: EFE