Nacional
Economistas vislumbran más inflación y miseria con nuevo aumento salarial
Nacional

Ante el nuevo incremento salarial que anunció Nicolás Maduro, especialistas en el área económica advierten más “inflación, miseria y desempleo”, sin realizar previamente cambios en el modelo económico.

El director de Econométrica, Ángel García Banchs, afirmó que toda alza salarial mayor a la productividad causa más “inflación, miseria y desempleo” en el país. Esto en referencia al cuarto incremento del 40% sobre el salario integral que anunció este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro.
Alertó que esta medida va a causar el despido de los trabajadores debido a la caída en el flujo de ventas en las industrias que, a su juicio, están “estranguladas financieramente” por la situación que atraviesa el país.

De igual forma, reiteró que para recuperar la confianza del sector empresarial se debe cambiar el sistema político de las instituciones y que para que los proveedores tengan confianza en la moneda, “deben tener seguridad en quien la imprime”, aseveró García Banch en declaraciones para El Universal.

Al mismo tiempo, agregó que la solución ante la alta inflación que existe en el país no se encuentra en la dolarización. “Desde el año 1950 hasta el año 1974, Venezuela tuvo la inflación más baja en todo el planeta, entonces no es necesario la dolarización, ni tampoco es suficiente. La salida no es acabar la moneda nacional, hay que cambiar a quienes determinan la política monetaria y económica en el país”, agregó.

El economista afirmó que se debe unificar la tasa de cambio, derogar la Ley Orgánica de Precios Justos así como la Ley contra los Ilícitos Cambiarios, estabilizar precios, y a su vez, fijar formalmente una política que establezca que el salario debe aumentar al ritmo que incremente la productividad y de esta manera bajar la espiral de inflación que sufren los ciudadanos.

Para García Banchs también es necesario disminuir el gasto público el cual no debe crecer “descomunalmente” en consonancia a los precios del petróleo, sino al ritmo de los salarios.

“Hay que tener un orden fiscal y monetario para acabar con la inflación y eso sucede acabando con el populismo y con el modelo económico de los últimos 40 años que ha hecho uso de la renta petrolera para convertir al venezolano en un siervo de los gobiernos y la clase política como tal”, argumentó el también profesor de economía en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Por otra parte, hizo referencia al efecto del aumento salarial en los aguinaldos a partir del 1 de noviembre de este año. “Muchas empresas tendrán que liquidar los activos, cerrar o se verán obligadas a despedir a las personas, aunque esta medida no es posible debido a la inamovilidad laboral, sin embargo, si llegarán a acuerdos para darles a los empleados una cajita feliz que es firmar una renuncia”, finalizó.

Los precios suben más de lo que aumentan los salarios

Para el diputado y presidente de la Subcomisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), José Guerra, el incremento salarial tiene dos efectos que inciden directamente en el aumento de los precios y, por ende, de la inflación venezolana.

El primer efecto, dijo Guerra durante una entrevista concedida a El Universal, es sobre las empresas “que se ven obligadas” a subir el precio de los productos que comercializan para poder honrar al pago del aumento a sus trabajadores; mientras que el Gobierno, cuando decreta estos aumentos, generalmente “no tiene dinero para pagarlo” por lo que recurre al Banco Central de Venezuela (BCV) para que imprima billetes y allí viene “la otra tanda de aumento de precios”.

“Si no se para la emisión de dinero inorgánico, que es lo que ha venido haciendo el Banco Central de Venezuela, no hay manera de que la inflación baje”, expresó.

Asimismo, indicó que se debe realizar una política fiscal y monetaria que contenga la impresión de dinero, así como el actual déficit fiscal para que los incrementos salariales “valgan la pena” y no se diluya el poder de compra de los trabajadores. “La mejor política salarial es la que contenga los aumentos de precios”, añadió.

“La frecuencia de los aumentos salariales antes eran de una o dos veces al año, pero ahora se está acelerando a cuatro o cinco veces al año. Es decir que los precios están subiendo mucho más de lo que suben los salarios ¿Qué es lo que ha ocurrido? Que hay aumentos salariales y después de cada tanda de aumentos salariales los precios aumentan más y al final el trabajador termina perdiendo”, manifestó el economista.

Aumentos compulsivos

Por otra parte, el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró a través de su cuenta en la red social Twitter (@luisvicenteleon), que los aumentos “compulsivos” de salario mínimo no cubren la demanda de la inflación acumulada, estimada para el cierre de este año en más de un 700% por el Fondo Monetario Nacional (FMI), y que esto refleja además “un fracaso rotundo del modelo económico” actual.

“Ningún gobierno en la necesidad de decretar, a cada rato, aumentos salariales para crear ilusión monetaria, puede sentirse orgulloso de lo que hace”, apuntó.

Finalmente, el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter (@aroliveros), calificó de “estocada mortal” para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) el mencionado aumento salarial. Se refirió, además, al beneficio de alimentación alegando que cuanto mayor es su porcentaje, “más pobre se es”.

Oliveros también advirtió que las consecuencias de dicho aumento se traducirán en inflación, cierre de empresas y un incremento del denominado dólar paralelo.

Maira Ferreira/José Silva/El Universal